Connect with us

Artículos

Por qué no quiero ver un Royal Rumble femenino

Published

on

 Guau Women’s revolution, me encanta que les estén dando tantas oportunidades. ¿Saben que falta? Un Royal Rumble para que puedan lucir como se lo merecen. Pues la verdad a mí la idea me produce un cáncer. Y no, no tiene que ver con un rechazo a la división femenina (algunas entran entre mis luchadores favoritos en general) sino que más bien con que esto por varias razones puede salir horriblemente mal. Para ser más específico paso a revisar los motivos.

1- El nivel in-ring de las divisiones raya en lo mediocre

Hace poco tiempo hice una larga revisión para el artículo las mejores Battles Royal de todos los tiempos. ¿Saben por qué no elegí combates de mujeres? Por el bajo nivel claramente. Es de ilusos creer que todos los combates con eliminaciones sobre la tercera cuerda son iguales. Para plantear un buen combate necesitas buenos wretlers y aún en un combate multitudinario como este es igual. Si el Royal Rumble Match 2007 es posiblemente el mejor de todos los tiempos, contribuyeron mucho HBK y Undertaker, especialmente en la confrontación final.

Ahora mismo, a pesar de lo mucho que mejoraron las divisiones femeninas actuales sigues teniendo varios de los peores talentos de toda la empresa a nivel in-ring. Y con ellas me refiero a Naomi, Alicia Fox, Tamina, Carmella, Dana Brooke y Paige.  Sin mencionar claro a los ascensos no preparados de NXT, de donde no podemos olvidar claro a Liv Morgan y su memorable botch empujando a una chica de su propio stable. Para bien o para mal está estipulación implica sacar todos los talentos a la luz y la verdad es que hay mucha mediocridad ahora mismo.

Imagen relacionada

2- La limitación de la estatura femenina

Para el nivel del combate hay un problema aún más grande que el in-ring de las participantes y tiene que ver con el tamaño. La altura de la tercera cuerda en WWE es en general de 1,60. La mayoría de las mujeres del main roster miden eso, salvo Nia y Tamina que respectivamente miden 1,82 mts y 1,75 mts. En cambio, entre los activos masculinos un tipo de estatura promedio como Dean Ambrose mide 1,93 mts.

Cuando un luchador elimina a otro en el Rumble, lo puede hacer con un lariat en las cuerdas, levantándolo por las piernas o incluso haciendo un move adaptado a las circunstancias. Para una mujer con cuerdas tan altas como ella todas esas maniobras son difíciles o imposibles. No, lo que se ve normalmente en la battle royal es que o la eliminada tiene que contorsionarse para pasar por la tercera cuerda, o bien tienen que inventar alguna excusa para saltar la cuerda y quedarse peleando al borde del ring. Por lo tanto, una dificultad natural para plantear eliminaciones naturales e impredecibles.

Ni aún con la calidad de luchadoras como Asuka o Sasha puedes esconder muy bien ese problema. De hecho en una reciente battle royal femenina de NXT (un lugar en que se cuida más el nivel in-ring que en el main roster) ese inconveniente ensució totalmente el match. La solución obvia para mí es que las eliminaciones sean por sacar a la rival sin contar cuerdas, pero veo imposible que eso le pueda importar ahora a los bookers si nunca se hizo antes y cambiaría la mística del Rumble.

Imagen relacionada

3- Un premio insignificante

A veces miro a Carmella con su maletín y pienso en lo que ganó. ¿Es una oportunidad titular canjeable en cualquier momento o una jaula que le impide llegar a un título que habría ganado de todos modos? El maletín del MITB común y corriente es importante porque el roster masculino es extenso, y estás retando a uno de los títulos mundiales de la marca. Carmella en cambio, aspira a retar a la campeona de un título secundario en una división de diez luchadoras. Lo peor es que sin maletín, es probable que ella y no Natalya hubiese sido la elegida para derrocar a Naomi.

El mismo problema tendría la ganadora del Rumble femenino. Luego de un combate vendido en su momento como algo importante pasaran 3 meses sin que la ganadora rete al título y una vez que llegue Wrestlemania ¿Le tocará el Main Event? ¿Le tocará siquiera ser un combate importante? No pasó antes y no creo que ocurra ahora. En Wrestlemania 32 había un tremendo déficit de estrellas y las horsewomens estaban muy over, y aún así su match no fue un plato fuerte del PPV. Claramente tuvo menos importancia que el Reigns vs Triple H, Undertaker vs Shane y Ambrose vs Lesnar.

4- Royal Rumble transformado en un PPV temático

Yo detesto los PPV temáticos por su capacidad de hacer poco llamativas estipulaciones que deberían sentirse como algo muy importante. ¿Qué necesidad hay de hacer dos Hell in a Cell en una sola noche? ¿O dos luchas de Money in The Bank? ¿O dos Elimination Chamber? Afortunadamente el Royal Rumble había sobrevivido a esta lamentable tendencia, hasta ahora. En primer lugar no me gustan porqué le quitas el aura única y especial a ese combate tan respetado que se hace una vez al año. Dejamos de hablar de “El Royal Rumble” y pasamos a “Los Royal Rumble”. La batalla icónica de los 30 hombres pasa a ser un poco menos icónica.

Resultado de imagen para hell in a cell triple main event
Segundo aspecto a considerar: ¿No produce cierta saturación ver la misma estipulación repetirse en el mismo PPV? Pues aguanten entonces cuando al de por sí largo Royal Rumble Match (50 minutos de duración mínimo) se le sume una lucha con las mismas características. Para finalizar, seguramente se habrán dado cuenta de que que cuando se repite una estipulación bookean los combates de manera totalmente distinta. Por ejemplo, cuando hay tres Hell in a Cell, las estructuran de tal forma que las tres ofrezcan algo totalmente distinto. El hecho de no poder ver en el Rumble normal algún spot o bookeo de eliminaciones porque ya lo vimos en la versión femenina será otra forma de quitarle la gracia.

A modo de conclusión

Lo repito, este rechazo al Royal Rumble match femenino no me sale por un supuesto machismo, sino que por mero sentido común. Lo encuentro un combate innecesario, difícil que salga decente y molesto para el desarrollo del verdadero Royal Rumble. Además no lo he mencionado porque sería especular demasiado, pero ¿No les da miedo el bookeo que podría tener ese combate? Todos saben el trato que se les da las mejores trabajadoras de la división y el push por contraparte de Naomi, pasando por decisiones tan lamentables como Ellsworth descolgando el MITB. Sería muy horrible que con las mujeres se diera un Rumble peor que el del 2015.

Yo también quiero ver una gran división femenina, pero este no es el camino. Simplemente hay que mirar NXT, un lugar en que no hicieron falta grandes estipulaciones para que las mujeres tuvieran notables combates y personajes. El Royal Rumble femenino solo es una solución comercial para llenarse un rato la boca de Women’s revolution y olvidar que el verdadero problema es la ineptitud creativa.

Resultado de imagen para becky lynch

 

Gracias por visitar Dos dos solo dos, en donde puedes encontrar noticias de WWE, AEW, y otras empresas de lucha libre. Además, tenemos contenido de UFC, podcast y diversos artículos. Recuerda que nos puedes seguir en Twitter, Facebook, Instagram y también TikTok.

Profesor de Historia, conocido en las redes sociales como Meñique. Bienvenido a un reino en que está prohibido hablar bien de las últimas temporadas de Games of Thrones y dónde la religión oficial es el culto a don Minoru Suzuki.

Comments
Este sitio usa cookies para su mejor funcionamiento    Ver Política de cookies
Privacidad