Connect with us

NJPW

Review NJPW Power Struggle 2018

Published

on

Power Struggle siguió una tónica muy similar al resto del año en NJPW, quedando por debajo de las expectativas generadas. Sin embargo, estas eran tremendamente altas por lo que, después de todo, tuvimos un show muy recomendable aunque no fuese magnífico.

Chaos (Kazuchika Okada y Beretta) vs Bullet Club (Jay White y Bad Luck Fale).

Gratamente sorprendido. Simplísimo y muy bien ejecutado sprint que contó lo que tenía que contar y se resolvió acertadamente en el post match.

Por 5 minutos tienes a Okada sacando lo peor de si mismo (lo cual es muyyy disfrutable) en un combate tremendamente adecuado y que tuvo un formato que no me esperaba y le sentó realmente bien.

Valoración: 3 jumbitos.

Taguchi Japan (Hiroshi Tanahashi y David Finlay Jr) vs Golden Lovers (Kota Ibushi y Kenny Omega).

Gracias a las nulas apariciones de Kenny Omega y a lo frío que está siendo todo, el choque cayó muchos puestos en la cartelera respecto a lo acostumbrado para este tradicional combate por parejas de cara a calentar el main event de Wrestle Kingdom.

El enfrentamiento tuvo mucha energía y buenas idas y venidas, así como una duración muy contenida que lo hace muy digerible, pero en mi opinión se queda corto para la misión que debería tener. Cosas de la cartelera.

Valoración: 2 jumbitos y medio.

Roppongi 3K (SHO y YOH) vs Suzuki Gun (El Desperado y Yoshinobu Kanemaru) vs Los Ingobernables de Japón (Shingo Takagi y BUSHI) en la final de la Super Junior Tag League.

De menos a más, pero muy divertido combate a varias bandas para definir a los campeones del torneo.

Pecó de ciertos problemas habituales en este tipo de encuentros, como el desorden y ciertos momentos de desconexión, pero el conjunto fue mejorando claramente a medida que avanzaban los minutos para acabar cerrando con unos minutos finales emocionantes, divertidos y espectaculares.

Los 3 equipos tuvieron sus roles muy definidos y los desempeñaron correctamente, pero no puedo evitar destacar a un imponente Shingo Takagi, que podrá aportar muchísimas cosas a esta división hasta su necesario y esperado ascenso a heavyweight. Y para SHO, prácticamente lo mismo. NJPW puede haber encontrado a una estrella joven, japonesa y made in NJ Dojo en el Tempura Boy.

Totalmente recomendable si quieres pasar un buen rato.

Valoración: 3 jumbitos y medio.

Taichi (c) vs Hirooki Goto por el NEVER Openweight Championship.

El rumbo del título NEVER está siendo muy confuso, pero quizá sea lo mejor. Goto se llevó la victoria y el merecido premio de llegar a Wrestle Kingdom tras un año francamente notable.

El combate en si fue muy inteligente y tuvo ciertos momentos picantes que aportaron mucho. El inicio con un brutal backdrop a traición de Taichi se usó como base para lograr un dominio convincente del chico de Suzuki Gun, con Goto teniendo que sobreponerse al heel. Los cortes de comebacks fueron muy correctos y tuvieron sus highlights en esos geniales “Kawada moments” de Taichi.

Solo tengo queja con el plano final, ya que confusión que derivó en el comeback definitivo de Goto no fue muy bien resuelta ni aprovechada, pero con todo logró ser un cierre contundente y funcional.  Claramente recomendable.

Valoración: 3 jumbitos.

Minoru Suzuki vs Tomohiro Ishii (c) por el Rev Pro British Heavyweight Championship.

Dieron lo que prometían. Yo vine aquí a ver una carnicería y la tuve, ni más ni menos. Por supuesto que MiSu e Ishii pueden darle una vuelta de tuerca más profunda a lo que plantearon, pero eso ya será en otra ocasión.

Ishii vs Suzuki en PS es una colección de slaps, lariats, dropkics, violencia y rabia en un envase sencillo y muy disfrutable. El (sorprendentemente) apagado público de Osaka bajó y mucho el brillo a un combate que, por su formato, necesita de un público ardiente e implicado pero, aún con esto, fue tremendo.

Me llegué a emocionar en varios momentos y aunque hubo algún pequeño instante no tan convincente, la violencia del enfrentamiento lo superó todo. Muy recomendable ya que para mí fue, sin duda alguna, el mejor combate de la noche.

Ishii se va al Tokyo Dome de nuevo. Y como se lo merece.

PD: Ver al Stone Pitbull yéndose directamente del recinto sin ni siquiera recoger su campeonato es de lo mejorcito que vi este año.

Valoración: 4 jumbitos.

Tetsuya Naito vs Zack Sabre Jr.

La expectativa era muy alta pero yo, cauteloso, decidí no darle el calificativo de “muy alta” en la previa. Había un riesgo serio de que al ser un match sin demasiado en juego y en una posición de co-main event convencional gran parte de la magia que estos dos mostraron en sus enfrentamientos se fuera. Y así fue.

Naito vs Sabre III resultó ser un combate muy bueno, pero al que le faltó esa chispa genial que le aportó tantísimo a sus precedentes. Esa electricidad en la que se basó el segundo, donde además había mucho en juego o ese aura brutal de Sabre arrasando a Naito en su primer enfrentamiento se echaron de menos. Aquí tuvimos una fórmula mucho más rutinaria y menos jugosa, pero que realmente funcionó bien. Siguen siendo Naito y Sabre, así que tendrás lo mejor de cada casa.

Por ponerle aristas a nivel de ejecución, Sabre quizá abusó de ciertas transiciones y Naito eligió mal una contra en un momento bastante importante, pero son temas menores. ¿Quieres un duelo divertido y de calidad? Estos dos te lo van a dar.

Va. Un cuarto de jumbito más por ese Emerald Flowsion que le dio medio combate a Naito.

Valoración: 3 jumbitos 3/4.

Chris Jericho (c) vs EVIL por el IWGP Heavyweight Championship.

Raro. No malo ni excelente, raro. Jericho vs EVIL fue un combate muy en la línea de Jericho en NJPW. Hubo spots, falsos finales y una fórmula sencilla basada en el brawling para enmascarar carencias que podrían darse de optar por otras vías, y el resultado fue satisfactorio… pero no se sintió del todo bien.

Este encuentro es correcto, mucho. Todo funciona, está bien insertado y hay ciertos momentos destacables. Uno de ellos fue arruinado por el pésimo trabajo de la realización de cámaras, por cierto. El caso es que aunque todo esto funcionase al combate le faltaba emoción por todos lados. Muchas veces un match tiene un resultado predecible, pero la propia historia del choque así como su horizonte hacen que compres lo que estás viendo.

Aquí, debido a lo mala y diluida que ha sido esta rivalidad, esto no sucedió. Tampoco ayudó un público mucho más dormido de lo habitual para tratarse de Osaka, como sucedió en el resto del evento. Al final, por unas cosas y por otras, tuvimos un match que tuvo que hacer ciertos sacrificios para salir a flote. Lo logró, y es que hasta lo considero un combate recomendable, pero todo el contexto que lo envolvía acabó pesando y dejando un sabor agridulce.

Por supuesto, tras el enfrentamiento, Naito apareció para hacer el salve y llevarnos al inevitable Jericho vs Naito en Wrestle Kingdom.

Valoración: 3 jumbitos 1/4.

Esto ha sido todo. ¿Quieres dejar tus opiniones sobre el evento? ¿Tus predicciones de cara a Wrestle Kingdom? Únete a la conversación en la caja de comentarios. A disfrutar, que es wrestling.

Gracias por visitar Dos dos solo dos, en donde puedes encontrar noticias de WWE, AEW, y otras empresas de lucha libre. Además, tenemos contenido de UFC, podcast y diversos artículos. Recuerda que nos puedes seguir en Twitter, Facebook, Instagram y también TikTok.

Solo tengo dos cosas claras en la vida: Me gustan las señoras y el Real Madrid. Tetsuya Naito va camino de ser la tercera. En esta cuenta somos muy de Dolph Ziggler.

Comments
Este sitio usa cookies para su mejor funcionamiento    Ver Política de cookies
Privacidad