Connect with us

Artículos

La locura Kofi Kingston

Published

on

El pasado episodio de Smackdown live fuimos testigos de un episodio inaúdito. En el Gauntlet match que se celebró entre los participantes de la Elimination Chamber, Kofi Kingston resistió casi una hora y eliminó a Daniel Bryan, Jeff Hardy y Samoa Joe. A lo largo de este análisis, revisaré porqué si bien no fue una decisión horrible, no fue buena.

La motivación de meter a Kofi

Originalmente, el lugar que ocupará Kofi le correspondía a Mustafa Ali. Y lo más probable es que el orden de eliminaciones del Gauntlet haya sido bookeado a la medida del ex-205. El plan original prometía. Ali recién viene debutando en el main roster, por lo que esto podía significar un buen impulso para darse a conocer. Y al mismo tiempo, estaba relativamente protegido en el bookeo. Con Ali yo hubiese mantenido las eliminaciones, ya que incluso la de Joe se podía entender como un deja vu de cuando lo eliminó del Rumble.

El plan funcionaba para Ali, ¿pero con Kingston? No se puede negar que el público lo apoyó bastante e incluso, que reaccionó favorablemente cuanto más se prolongaba su estadía. Los cánticos recién bajaron con AJ, quien a priori era mucho más querido que él. Y es indudable que forzado o no, este encuentro ha vuelto a poner a Kofi en el mapa. Además su credibilidad se reforzó considerablemente, algo que le viene de maravillas a un contendiente por el título.

En cuanto al motivo de que hayan elegido al hombre de New Day y no otras opciones más obvias, veo que hay tres características determinantes. En primer lugar, es un combate diseñado para poner muy over a un luchador, por lo cual solamente funcionaría con un face como lo es Kofi o un heel que estaría a punto de hacer el turn. Por otro lado, tantos minutos seguidos de enfrentamiento es algo idóneo para un luchador en optimas condiciones físicas, lo que hace comprensible que descartaran a un veterano con bastantes problemas con lesiones como Rey.

Finalmente, me da la impresión de que el estilo highflyer de Ali lo hacía idóneo para cargar con los mayores spots de la cámara. Por lo tanto, necesitaban a otro que manejara el estilo. Especialmente en el 205 live, WWE no anda escasa de highflyers, pero el tema está en que se los quieran llevar al main roster. Remitiéndonos entonces al show principal, las opciones son mucho menos y se entiende porque el miembro del New Day terminó siendo considerada la mejor.

Porque Kofi no fue la mejor decisión

WWE necesitaba sacarse del sombrero a un face, en forma y highflyer. A corto plazo Kofi funciona. Pensando a largo plazo, es donde esto se vuelve muy inconsistente.

Salvo los últimos meses del 2009, Kingston siempre ha sido un rostro del mid-card. Señor de los títulos medios y de la división tag, nunca del Main Event. Es más, basta con pensar que R-Truth tuvo un singles en PPV por un título mundial y Kofi no. El efecto de esta carencia de prestigio, es que no hay por donde levantar esa credibilidad. Y la prueba es que aún después de ese Gauntlet, es muy difícil que alguien de un peso porque el miembro de New Day gane el título. Si hipotéticamente Rey hubiese tenido esa actuación, si que habrían apuestas por él. La gran diferencia entre un tipo que ha probado la gloria y uno que no.

Por otro lado, hemos de considerar la utilidad que tiene el Gauntlet. Dejar en lo alto a un luchador nuevo (lo que querían hacer con Mustafa Ali) o un push para establecer al competidor en una posición importante. Hacer esto con Kofi fue un desperdicio, ya que aparte de llevar años en WWE, se sabe que no lo quieren para las posiciones importantes. Lo más probable es que en tres meses esté peleando con los Usos de nuevo.

Seamos realistas además, Kingston no es carne de main event. Se dice que cuando estuvo over en el 2009, Orton le jugó sucio tras bastidores y frenó su push. Pero también es verdad que al público no le costó demasiado dejar de seguirlo. Kofi tiene algo de carisma y al momento de ejecutar moves su in-ring es muy bueno, pero nunca la ha roto realmente, ni luchando, ni menos haciendo una promo. Es el tipo de luchador que es recibido bien en cualquier lado, pero a quien la gente rápidamente olvida cuando sale del ring.

¿Quién mejor que Kofi?

En base a lo anterior, creo que otros luchadores eran más apropiados para el bookeo del Gauntlet y tomar el lugar de la cámara. Aún cuando esto hubiese implicado no usar un highflyer. Empecemos con la opción más lógica, Andrade. El mexicano es la apuesta latina de la empresa y si bien nunca le han terminado de dar mucho estatus, no deja de ser una cara nueva en el main roster. Tener el rol de Ali, habría obligado a un turn face, pero considerando al cantidad de heels en Smackdown malo no habría sido.

La posibilidad menos obvia podría haber sido alguien de NXT. Cualquiera de los prometedores podría haber hecho su gran debut y esto independiente de ser campeones o no. Después de todo, no tiene sentido que una marca menos importante retenga talento que es necesario. Creo que tanto Velveteen Dream como Aleister Black están listos para salir a comerse el mundo y difícilmente habrían tenido un mejor debut.

Profesor de Historia, conocido en las redes sociales como Meñique. Bienvenido a un reino en que está prohibido hablar bien de las últimas temporadas de Games of Thrones y dónde la religión oficial es el culto a don Minoru Suzuki.

Comments
Este sitio usa cookies para su mejor funcionamiento    Ver Política de cookies
Privacidad