Connect with us

Raw vs Nitro

WCW Starrcade 1996

Published

on

Llegamos a Starrcade, el principal PPV de WCW. Como era tradición, este evento sacaba a relucir la alianza entre la empresa de Turner con NJPW. De hecho, podrán observar que la edición de 1995 es prácticamente un PPV de rivalidad entre ambas empresas. En cambio, ahora, eso queda un poco de lado frente a las rivalidades internas de WCW. Básicamente, jugaba el momentum de WCW como empresa N° 1 de USA.

Viendo este PPV, me di cuenta de un rasgo importante de la guerra entre WWE y WCW. Los eventos principales de WCW (Superbrawl, The Great American Bash, Halloween Havoc y Starrcade) no ocurrían en los mismos meses de los PPV´s grandes de WWE (Royal Rumble, WrestleMania, SummerSlam y Survivor Series). Quizás, no confrontar a sus “caballitos de batalla” era para evitar algún posible impacto económico negativo. Por ejemplo, este diciembre Starrcade topó con un poco relevante In Your House de WWE.

Último Dragón (c) vs Dean Malenko (c), J-Crown Championship y WCW Cruiserweight Championship, el ganador se lo lleva todo

Contextualizando, el J-Crown Championship era el nombre que se le daba a los ocho títulos de peso ligero de distintas empresas, los cuales se unificaron en un torneo inter-promocional. Una decisión sin precedentes ni paralelos, e incluso, estaba hasta el (medio abandonado) WWE Cruiserweight Championship entre esos. 

Último Dragón fue el primer campeón del J-Crown e inicialmente, defendió su conglomerado de títulos contra Malenko en un semanal. Y a su vez, Malenko puso también en juego su WCW Cruiserweight Championship, por lo que estaban peleando por 9 títulos. El resultado fue muy decepcionante, ya que apenas alcanzaron a luchar unos minutos antes de forzar la descalificación. Por fortuna, volvieron a repetir el mismo combate en este Starrcade y el resultado, es otro punto altísimo de la división crucero de la época.

Hay quienes tildan de aburrido a Malenko y ocasionalmente, he compartido esa crítica. Cuando trabaja lento, su estilo técnico se hace pesado. Por fortuna, acá esa técnica no se siente para nada monótona ni poco significativa. Cada intento de llevar al Dragón a ras de lona cuenta y a su vez, el nipón lo hace subir al máximo su intensidad. Una de las grandes virtudes del match, es que realmente no te despegas del asiento, pero sin que tampoco caigan en una lluvia de spots o bombas sin mucho trasfondo.

Tras los primeros intercambios técnicos, Dragón le puso el pie encima a Malenko. El striking era importante en su ofensiva, algo que realmente se ve poco en el wrestling estadounidense comparado con el japonés. Y es notable, como sus combinaciones de golpes marcan la diferencia, dándole un paseo constante al futuro radical. Tras un Back Suplex bien plantado, pasamos al dominio de Malenko, quien se concentra en el limbwork a la pierna con constantes Kneebars y Leglocks.

Quizás lo más criticable del match, es que, tras tanto castigo en la pierna, Dragón no la vende al principio. Por suerte, la misma storytelling te demuestra que el desgaste si estaba. Lo vemos primero cuando luego de su remontada, Malenko trata de hacer el Celtic Cross y el japonés huye desesperado a las cuerdas. Pero más aún, cuando Dragón falla un Moonsault y se “lesiona” la rodilla, dándole paso al Celtic Cross del estadounidense que pudo darle la victoria de hecho.

En ringside estaba Sonny Onoo, el mánager japonés que solía acompañar a los luchadores japoneses que “invadían” WCW. En este caso, su papel distrayendo a Malenko salvó al Dragón de la rendición o posible desmayo. Afortunadamente, su participación al menos acá, se remitió a eso. Participó en el match solamente lo justo y necesario, para dejar en claro que la victoria del nipón fue injusta. Algo positivo, ya que a veces el bookeo con intervenciones de WCW te lo podía arruinar todo.

Vale decir que el Dragón no gana inmediatamente después de que Malenko suelta el Celtic Cross. Jugaron con un gran nearfall con él sacando un Small Package, pero el estadounidense zafó y siguió dándole duro. De hecho, a grandes rasgos parecía que el nipón estaba jodido. No obstante, y en el momento, clave, Dragón revierte moves y saca el Tiger Suplex que le da el pin sorpresivo. Y funciona, porque en ese punto ya ni siquiera necesitaba forzar la pierna dañada. Ganó un noveno título para su colección y en un match magistral.

Valoración: 4 jumbitos y medio.

Madusa vs Akira Hokuto, primera campeona del WCW Women´s Championship

Llegamos al promisorio punto culminante de la fallida división femenina de WCW. La empresa intentó darles un hueco a las luchadoras, pero al final, esos intentos fueron inferiores al interés real en las mismas. Akira fue la primera campeona, pero el título es dejado vacante a los tres meses. Luego, se coronó una segunda campeona y en enero del 98’ el cinturón vuelve a ser dado de baja, ahora para siempre. Un año duró el interés de la empresa por las chicas.

El combate es reflejo de esta misma falta de interés. Akira Hokuto era una gran worker y Madusa, alguien con limitaciones pero que podía complementarse bien. Pero lo que pudieran mostrar, se vio absolutamente empañado por un overbooking muy desagradable, lleno de intervencionismo del ya mencionado Sonny Onoo. El final de hecho, lo define el mismo mánager cuando con una bandera estadounidense, le pega a Madusa por la espalda. Rivalidad nacionalista forzada a morir.

Este match junto a Malenko vs Último Dragón y Rey Mysterio vs Jushin Thunder Liger (ya llegaremos a ese), son los tres encuentros USA vs Japón del evento. Resulta interesante el contraste entre esos y este de chicas “menos importante” para la directiva: este encuentro está lleno de intervenciones y en los otros son mínimas o inexistentes; el match solo dura unos 7 minutos y en los otros es más del doble; y como era de esperarse con todo eso, el producto final fue ridículamente más bajo con las mujeres.

Valoración: 1 jumbito 3/4.

Rey Mysterio vs Jushin “Thunder” Liger

Duelo entre el peso ligero más importante de la historia de USA y el más importante de la historia japonesa. El talento estaba ahí y el escenario igual, pero si bien el resultado es recomendable, da la sensación de que el match pudo ser superior. Lo más destacable es que se entienden muy bien en el ring, desde los notables intercambios de grappling del principio a los moves imposibles que se sacan entre reversal y reserval.

Si bien el match apunta a un dominio igualado, igual se deja entrever una storytelling y es el hecho de que Liger puede contrarrestar los principales moves Rey. Como cuando este último va a saltar impulsándose con las cuerdas y Liger lo empuja, o esquivando sus saltos más de una vez, o incluso, en la secuencia final. Rey parecía que iba a sacarle la Super Hurracarrana (vendido en esta época como uno de sus finishers), y Jushin la sabotea haciendo que ambos caigan parados, para luego plantarle el Ligerbomb.

¿Qué es lo malo entonces? La sensación de que quizás pudieron darse aún más duro. Ambos luchadores parecen guardarse un poco y queda la sensación de que es un match más deportivo que personal, y donde no hay motivos para ir por algo más intenso.

Valoración: 4 jumbitos.

Chris Benoit vs Jeff Jarrett, No DQ

En realidad, nunca entendí el sentido de este combate. Chris Benoit tenía desde hace tiempo piques, pero con Kevin Sullivan y tenía sentido un duelo definitivo en este gran escenario. En cambio, le plantaron a Jarrett, quien realmente venía de confrontar al NWO. Supongo que simplemente los juntaron por descarte. Por lo mismo, la estipulación sin descalificación se vuelve rara. ¿Para que darles libertad de destruirse sin una storyline que justificase esa motivación?

Al final, la No DQ fue un adorno a la hora de vender el combate, ya que ambos no se hicieron nada fuera de lo común en un singles matches. La finalidad de la estipulación fue justificar el cancerígeno montón de intervenciones, ensuciando cualquier cosa destacable del encuentro. Siento que de lo que hemos visto, estos años de Benoit en WCW han sido mediocres o derechamente malos. Pero creo que, de los realmente talentosos, era a quien más le metían bookeos extraños, más que a Rey, Malenko o cualquier otro.

El final es insufrible realmente. Anderson sorprende a Jarrett con un DDT en ringside y lo lanza sobre el cuadrilátero, quien cae con su brazo sobre un Benoit totalmente destruido. El referí hace el conteo de 3, y Jarrett gana sin proponérselo. ¿A quién se le ocurrían esas estupideces? Sobre la calidad del match antes del manantial de sobrebookeo, tan malo no es, pero tampoco me parece sobresaliente. A Benoit realmente le costó hacer lucir interesante a Jarrett, worker que cada vez me parece un poco más mediocre.

Valoración: 2 jumbitos.

The Outsiders (Kevin Nash y Scott Hall) vs The Faces Of The Fear (Meng y The Barbarian), WCW World Tag Team Championships.

Mejor de lo que esperaba, aunque sin ser cátedra de lucha. Debe influir que, dentro de todo, no le metieron estos bookeos extraños y nos limitamos a un final limpio. La premisa es que, si bien Nash y Hall son tipos protegidos a morir, a Meng (Haku) y Barbarian les es muy fácil pararse como tipos duro, para hacerles la vida difícil. 

Hay momentos realmente divertidos, entre los intentos de lucir más fuertes. Me agrada en particular, cuando Nash hace chocar las cabezas de sus rivales y los duros Faces Of The Fear no se derrumban, aguantan el impacto y ellos mismos hacen chocar sus cráneos con el de Nash para derribarlo. Y el final igual está bien, con Jackknife PowerBomb definiendo la lucha a favor de los Outsiders.

Valoración: 3 jumbitos.

Eddie Guerrero vs Diamond Dallas Page, WCW USA Championship vacante

Desde que el USA había quedado vacante por la lesión de Ric Flair, se había hecho un torneo correspondiente en Nitro. Y es en Starrcade mismo donde vemos la gran final. Es un buen combate, aunque manchado por un final nefasto.

DDP se metió bien en la piel del heel dominante, que no solo toma ventaja porque tiene una buena bolsa de trucos, sino que también porque físicamente es más grande que Eddie. Si bien al principio el latino lo acosó con su agilidad, Page lo hace caer de cara contra el esquinero y toma el control de forma eficaz. Me gusta mucho como juega por ejemplo con el Abdominal Stretch, entre que se agarra de la cuerda sin que lo vea el referí y otro tanto cuando aprovecha de golpear el torso de Guerrero.

Eddie consigue tomar ventaja de una manera bastante peleada y nuevamente vuelve a dar cátedra de cómo lucir dominante, siendo más pequeño que el rival. En este caso, por ejemplo, sacando innumerables intentos de Roll-ups y Small Packages a fin de conseguir las espaldas planas. De ahí nacen buenas interacciones, además de que también vemos amagos de la Frog Splash por su lado y del Diamond Cutter por parte de DDP.

El match iba viento en popa, pero el final le baja indudablemente. Eddie estaba fuera del ring, el referí distraído y súbitamente, apareció el NWO a cobrarle rencillas pendientes a DDP. Scott Hall le plantó el Crucifix Powerbomb. Y luego se fueron, dejando que Eddie hiciera el Frog Splash para hacerse con la victoria.

Valoración: 3 jumbitos y medio.

Lo peor sobre el final de la contienda, es que el NWO ni siquiera interviene porque querían ayudar a Eddie. De hecho, tras el match estos atacaron a Guerrero, pero este logró rechazarlos fuera del ring. O sea, la idea de todo fue seguir dejando a Eddie (ahora campeón USA) como un babyface, pero, protegiendo la credibilidad de DDP. En el efecto en cambio, creo que solamente perjudicaron a todo el mundo. Ya vemos como el NWO lejos de ser un comodín que le da un plus a todo, también arruinaba cosas.

Lex Luger vs The Giant

La gracia de los Luger vs The Giant (el Big Show) es que el gigante era demasiado pesado para que Luger pudiese aplicarle bien su finisher, el Torture Rack. No obstante, siento que esa storytelling se trabajó mejor en el encuentro de Great American Bash. Además, acá se hace algo pesado el bookeo con el NWO interviniendo o Sting ayudando a Luger. Al menos, ganó Lex y se llevó la algarabía del público.

Valoración: 2 jumbitos 1/4.

Hulk Hogan vs Roddy Piper

Por muy complicada que estuviera en ese momento WWE , creo que aún no cometían un error así: meter a dos veteranos acabados en el main event del mayor PPV de la empresa. Porque en 1996 no había definición más suave para Hogan o (aunque nos duela) Piper. Eran dos tipos muy pasados de edad que no luchaban casi nunca ya y que, sin embargo, tuvieron el discutible privilegio de acaparar todo el spot.

La nostalgia que explicaba este match se basaba a su vez, en una rivalidad nostálgica. Cuando Hogan y Piper se habían enfrentado unas cuantas veces en los 80´s, siempre ganó Hogan y ahora que los papeles de face/heel se habían invertido, Piper llega a sacarse “la espinita”. De hecho, Piper finalmente ganó y aún más, haciendo rendir a Hogan con la Sleeper Hold. Debo reconocer eso sí, que el combate siendo malo, es menos malo que otros de Hogan en esos años e igual influye la carencia de intervenciones.

 Valoración: 1 jumbito 3/4.

Como colofón curioso y horrible, recién cuando Piper gana nos enteramos de que el World Heavyweight Championship nunca estuvo en juego. Claro, querían conservar el reinado de Hogan, pero dándole el momento a Piper. El problema es que la decisión ensució todo, ya que, al ser vendido como EL combate, la WCW había dado realmente señales muy ambiguas. Cualquiera por lógica, habría pensado que sí luchaban por el título.

Pese al nefasto main event y a alguna que otra caída más, creo que es de los mejores PPV´s de WCW que hemos visto en RAW vs Nitro (digámoslo todo, la vara no es alta). Y en contraste, el In Your House: It´s Time es de lo peorcito de WWE. Victoria contundente de WCW en la lucha de los PPV´s mensuales y la competencia queda así: 

WWE: 8 WCW: 6

En tanto y hablando de shows semanales, WCW domina:

RAW: 27. Nitro: 36.

Acá todo lo que llevamos de proyecto.

Gracias por visitar Dos dos solo dos, en donde puedes encontrar noticias de WWE, AEW, y otras empresas de lucha libre. Además, tenemos contenido de UFC, podcast y diversos artículos. Recuerda que nos puedes seguir en Twitter, Facebook, Instagram y también TikTok.

Profesor de Historia, conocido en las redes sociales como Meñique. Bienvenido a un reino en que está prohibido hablar bien de las últimas temporadas de Games of Thrones y dónde la religión oficial es el culto a don Minoru Suzuki.

Comments
Este sitio usa cookies para su mejor funcionamiento    Ver Política de cookies
Privacidad