Connect with us

Artículos

Remolino en un vaso de agua: La rivalidad Ronda, Charlotte y Becky

Published

on

Teniendo en cuenta que falta poco para Wrestlemania y que la triple amenaza femenina por el campeonato de RAW es un hecho (a no ser que cambien los planes, cosa que dudo muchísimo), escribo estas líneas expresando un poco de mi frustración por el camino que ha tomado la rivalidad.

Además entrego mi visión de lo que hubiera hecho para que el encuentro (tanto en single como en TT) tuviera un mejor desarrollo.

Antecedentes

El día 27 de enero, Becky Lynch ganaba el Royal Rumble y por lo tanto “aseguraba” su sitio en Wrestlemania para enfrentar a la campeona que quisiera (Asuka o Ronda). En el RAW del día siguiente, la irlandesa, en un segmento y careo brutal junto a Rousey, confirmaba uno de los combates más atrayentes en la historia del magno evento, no solo a nivel femenino, sino también a nivel general. Las pocas interacciones entre ambas hasta ese punto había generado una expectativa tremenda de cara a un mano a mano. En ese momento, todo parecía dado para ver una rivalidad legendaria que trascendiera en la historia de la empresa dada la importancia de los nombres involucrados y lo que representaba un match de esas características.

Problemas de la actual storyline

Pero a día de hoy, 14 de marzo, la realidad es otra. En un mes y medio la empresa aparte de arruinar una de las storylines más interesantes en años con muchas decisiones y bookeos bastante cuestionables, está dañando uno de los personajes más overs de los últimos tiempos como lo es el “The Man” de Becky Lynch.

Cronológicamente imagino que todos los que leen este artículo saben lo que pasó, en caso contrario, aquí va un resumen con todo lo que hicieron mal:

  1. La inclusión de los McMahon y HHH sin tener nada que ver con alguna de las dos es absurda. Entiendo que pensaran que su inclusión le daría importancia a la rivalidad o que así tendrían un motivo para rellenar hasta Wrestlemania, pero es que aquí no se necesitaba para nada. Lo de Ronda y Becky era algo personal, no requería que alguien externo se metiera, y mucho menos la figura de autoridad que en esta ocasión solo aprovechó la popularidad de las mujeres para robar un poco de foco.
  2. El ataque de Becky a los McMahon es tan absurdo como la intromisión de los últimos, principalmente porque sus motivaciones para hacerlo son ridículas, o sea, lo de no querer ver a un doctor parecía más una rabieta que algo verdaderamente relevante para la storyline. La suspensión es simplemente una medida para hacer ver a Becky como una underdog, aún sabiendo que en todos estos meses lo que había funcionado era hacerla ver como alguien badass, lo que, a la larga, me da la impresión de que la ha quitado un poco de fuerza en su conexión con el público.
  3. La lesión en la rodilla de The Man la han extendido demasiado y nadie se explica muy bien el por qué, y es que ella no la ha vendido tan bien como debería. Basta con recordar que en el Rumble se equivocó de pierna, y en todo este tiempo la ha vendido a medias. Es igual que con la suspensión, un recurso que más que ayudar, está perjudicando a la historia y a la propia Becky.
  4. Se incluyó en la historia a Charlotte de la forma más anticlimática y forzada posible, nuevamente para generar la simpatía por Becky que la irlandesa ya tenía. Si la triple amenaza siempre fue el plan inicial, había 1000 formas mejores para hacer que la historia funcionara, pues ahora por lo mal que se ha manejado todo, Charlotte sobra desde cualquier perspectiva que se vea. Ni siquiera le ha aportado algo mínimo a la rivalidad con su presencia en el futuro match.
  5. Que Ronda dejara “aparentemente” el título vacante para traer de vuelta a Becky al combate es otra de esas decisiones absurdas en esta rivalidad. Pero dentro de todo, se entiende que la campeona quiera a Lynch en el enfrentamiento, pues su problema es con ella y no con la Flair, ya que sufrió múltiples ataques de Becky en los que se demostró que la seguridad de la WWE es la más inútil del planeta.
  6. El turn de Ronda es de lo poco que ha tenido sentido en toda esta storyline, pero la forma en la que se dio es ridícula,  ya que Stephanie le cumple lo que pide y le regresa el campeonato; y no debería tener, en ese momento, un motivo para querer atacar a todo el mundo.
  7. Que Becky tuviera que obtener una oportunidad que ya había ganado en el Rumble es dar a entender que el evento no sirve de nada. Demás está decir que seguir insistiendo en que vaya a Wrestlemania como la underdog me parece un error. Del combate con Charlotte en Fastlane ni hablo por dos razones, la primera, no lo vi, y la segunda, era muy evidente la intervención de Ronda.

Bookeo alternativo

Habiendo dicho la anterior, que creo resume bien los errores cometidos en esta historia, pasamos ahora a una opinión mía de cómo habría manejado la situación en dos contextos diferentes.

Si el match fuera un singles entre Becky y Ronda, tras el careo del RAW post-Royal Rumble, hubiera echo que Ronda tuviera una rival de transición en EC (tal como lo fue Ruby), y que la irlandesa se tomara un par de semanas para sanar su “lesión” en la rodilla. Cuando The Man estuviera recuperada, lo ideal era que en los duelos importantes que tuviera Ronnie (no más de tres), la atacara a traición para generar más tensión en la rivalidad, hasta el punto de que Ronda se cansé y en algún punto estalle (preferiblemente, faltando 1 o 2 semanas para WM) y se desquite de Becky dándole una paliza (tal cual lo hizo en el RAW antes de Fastlane). A eso le agregaba algún segmento en el medio con promo de ambas y lo más importante, nadie ajeno se entrometería en la rivalidad. No quiero ahondar mucho en detalles, porque lo que más me interesa es dejar una base para la historia, pero soy consciente de que pudo ser mejor y que puede ser también más natural mi idea.

Si el enfrentamiento siempre se pensó como una triple amenaza, habría hecho que Becky y Charlotte empataran en el Rumble o que alguna de las dos ganara con polémica, para así justificar un enfrentamiento entre ambas para obtener el puesto. Luego, lo sensato hubiera sido que empataran de nuevo y como ambas tienen asuntos pendientes con Ronda, pues no sería difícil que la eligieran a ella. El resto sería que se atacaran, no solo física sino verbalmente, para que se sienta que existe tensión entre las tres y no que una sobra. Así toda la combinación no sería tan forzada como la situación actual.

De todas formas, bookear la triple amenaza es mucho más complejo.

Comentario final

Aunque el enfrentamiento termine siendo el Main Event del magno evento (tengo dudas respecto a esto), la empresa perdió una chance dorada de hacer algo histórico debido a un pésimo manejo en una de las rivalidades más interesantes que tenía. El Ronda vs Becky era un encuentro en singles muy llamativo debido a la presencia, actitud y personaje de ambas, pues lo atrayente no era ver si Becky se coronaba en Wrestlemania, no, eso nunca fue lo importante del enfrentamiento, lo que llamaba la atención era ver a la mujer más badass del roster contra la ex-UFC imbatible en la compañía. Ver si esta nueva Becky era capaz de derrotar a una Ronda que hasta ahora había superado todas las pruebas que le habían puesto; era ver un choque que se esperaba desde Survivor Series y que por cosas de la vida se pospuso; era ver el Armbar vs Armbar. Ahora, cuando se enfrenten en el futuro, no se sentirá tan especial como se sentía tras ese careo en el RAW después del Rumble, debido a esa pésima y horrible construcción que hicieron de cara a este Wrestlemania.

Mi hype por la triple amenaza es nulo, tanto por construcción, como por la presencia de Charlotte que no garantiza un buen duelo. De hecho, un match a tres bandas es más difícil de que sea potente a diferencias de un mano a mano.

Dejando eso de lado, y considerando que la mayoría debe opinar lo mismo que yo, ¿qué tanto esperas del combate femenino de RAW? ¿Crees que será el evento central?, y sobre todo: ¿tengo futuro como booker :v?

Gracias por leer.

Comments
Este sitio usa cookies para su mejor funcionamiento    Ver Política de cookies
Privacidad