Connect with us

Artículos

Solo en el WrestleMania Weekend: Parte 2

Published

on

En el artículo anterior revisé mi experiencia en WrestleMania Axxess, NXT Takeover y G1 Supercard. Ahora, procedo a relatar mis vivencias en WrestleMania 35, Raw y Smackdown.

La espera por WrestleMania

La sede fue el MetLife Stadium, dónde anteriormente también se celebró WrestleMania 29. El estadio se encuentra ubicado en East Rutherford, en el estado de New Jersey. Si bien yo me  alojaba en New Jersey, fue particularmente en la ciudad West New York.  Así que igual había un trecho no menor para llegar al recinto. Por ello, ese domingo no hice nada de turismo adicional y me fui directamente a WrestleMania.

Llegué al estacionamiento del MetLife a las 13:00 hrs, tres horas antes de la apertura de las puertas. Y me encontré en el estacionamiento con una fiesta entre los fans, con hamburguesas y bebidas alcohólicas. Lamentablemente, solo era para quienes tuvieran la entrada premium. Por fortuna, había un barril de cerveza no vigilado así que igual me serví un par de vasos. Por añadidura, en el estacionamiento estaba el Blue Meanie o bien un cosplay bastante parecido.

Seguí mi camino, y me encontré otro grupo de gente haciendo hamburguesas y tomando cervezas. Pregunté cuando cobraban y escuche la frase “it’s free”.  Ni idea quien habrá sido el buen samaritano que auspició eso, pero se lo agradezco profundamente. La sensación de estar en la más grande fiesta de wrestling era más fuerte que nunca.

Una vez que entré al estadio tuve una experiencia horrible. Mi tarjeta de crédito dejó de funcionar y no veía cómo arreglármelas en USA con los 25 dólares que me quedaban en efectivo. Fue desagradable justo en ese momento, tener que comunicarme con mi banco desde USA y con mi familia mientras averiguaba la fórmula para que me mandaran dinero. Afortunadamente, mientras transcurría el evento la tarjeta volvió a funcionar y el problema quedó en un misterio sin resolver.

Es difícil describir que se siente estar en un estadio gigantesco con decenas de miles de personas, todos contemplando un ring. Ahí te das cuenta de que da igual si WrestleMania termina siendo horrible, porque sigue siendo WrestleMania, el show de wrestling más importante del año. Afortunadamente, el evento terminó siendo más bueno que malo.

WrestleMania 35

El kick-off  me dejó una pobre presentación por el Cruiserweight Championship, una mala Battle Royal femenina y a The Revival perdiendo con un equipo que solamente inspira lástima. Lo de Strowman si me sacó alguna sonrisa. Si bien los humoristas sobraban, al menos fue entretenido ver el acto de Braun destruyendo a todo el mundo.

Al principio del pre-show tenía hambre, pero (sin tarjeta de crédito) decidí cuidar el poco efectivo que me quedaba y abstenerme de comprar algo de comer. Terminó el pre-show y fiel a mi capacidad de auto-control, salí corriendo de mi asiento a comprarme un hot-dog. Me lo comí sentado, mientras la gente a mi alrededor coreaba el himno de USA y le hacía fiestas a Hulk Hogan.

Tampoco aplaudí cuando se presentaron los exaltados del Hall of Fame. Me pareció una gran falta de respeto que metieran a Chyna ya muerta. ¿De que le sirve a un muerto que lo llenen de honores? Como si no bastara con eso, la exaltaron al lado de Triple H. Precisamente, el tipo que le hizo tapa a Chyna cuando le pedía ayuda a gritos a WWE.

Yo vitoreé tanto a Lesnar como a Rollins. Tendrán sus defectos, pero los viejos amores no se olvidan.  Orton vs Styles fue bueno, pero menos de lo que uno esperaría… otra más de Randy en WrestleMania. En cambio, lo del Miz vs Shane fue una extraña sorpresa. Muy bien trabajado el recurso de meter al padre de Mizanin para generar apoyo babyface. Realmente daban ganas de que hiciera pedazos a Shane.

Poco hizo el combate por equipos de Smackdown para justificar su lugar en la cartelera principal. Excepto claro, por el genial Swim de Cesaro a Ricochet mientras Sheamus marcaba el tiempo. Lo de los tags femeninos en cambio, me pareció destacable. Entre Bret haciendo barra, la buena performance de Beth, los momentos que tuvo cada equipo y la épica victoria de las Iconicas.

Para mí gusto el Wrestlemania Moment ideal, debe tener un gran ambiente, un gran match y ese momento épico en particular. Y nunca pensé que cuando lo viera en vivo, sería protagonizado por Kofi Kingston. Mis respetos para el ghanes y también para Bryan por ponerlo tremendamente over.

Yo tenía mucha fe en el Joe vs Rey y fue algo decepcionante que terminara en squash. Pero por otro lado, he de decir que fue un combate corto bastante bueno y que cumplió dejando como una bestia al campeón USA. El segmento de Elias y Cena fue entretenido, pero se me hizo largo. Además, de por si sobrecargaron WrestleMania de segmentos, siendo que estos calzan mejor con el formato de show semanal.

Para el Reigns vs McIntyre se notó mucho el cansancio del público y lo desinflado que venía tras el Kofi vs Bryan. Pero es que además de los silencios incómodos, tampoco sentí que se planteara como un encuentro importante. Creo que el regreso de Roman tenía mucho potencial y fue mal manejado. Además de que Drew (tan alabado en algunos foros) demostró una vez más ser incapaz de levantar heat en la grada.

Triple H vs Batista no me gustó, lo digo desde ya. Puedes adornar a la mona de una entrada magnifica, un mazo y spots hardcore que ya no se ven, pero viejo sin cardio queda. No esperaba nada de Batista, pero Hunter me decepcionó. Y no crean que el ambiente se creció tanto en este encuentro, solamente lo hizo por el final gracias a la aparición sorpresa de Flair.

Ver en TV ocho horas de Wrestlemania seguidas cansa y créanme, en vivo también. Yo luego del Triple H vs Batista me fui a dar una vuelta y me perdí dos combates enteros. Quería estirar las piernas, revisar la tarjeta de crédito (que finalmente revivió) y comprar algo para comer. Preferí descansar a ver tanto el retiro de Angle como la entrada de Bálor.

Finalmente el Main Event. Tremenda la entrada de Ronda con Joan Jett, pero me dieron lata los abucheos. El combate me pareció decente y nada más, incluso entre las triple treats no me pareció una triple treat que destaque. En vez de esforzarse más con la storytelling, se redujo a que una y otra vez, dos de las chicas chocaban hasta que la tercera intervenía. Y que decir del final… El Main Event quedó totalmente opacado por el Bryan vs Kingston.

Saliendo de WrestleMania

Salí del estadio pensando que no sería tan difícil moverme desde ese lado de New Jersey a dónde me alojaba yo. Me equivocaba, la multitud copaba todo. La mejor opción resultó tomar unos trenes dispuestos por la misma WWE, que lo llevaban a uno a la estación Secaucus Junction. Tardé horas en tomar el tren y lo peor es que se puso a llover. Al menos yo andaba con una parca, ya que la mayoría de la gente no tenía con que cubrirse.

Llegué a Secaucus Junction por las tres de la mañana, demasiado tarde para tomar cualquier tren o autobús a casa. Recién por las cinco pude tomar un tren a New York y de ahí un autobús a New Jersey. Al final, llegué a las siete de la mañana a dónde me alojaba. Una locura, pero al menos tuve un buen espectáculo, con los letreros brillantes de Manhattan, la vida nocturna y el humo saliendo a bocanadas de las alcantarillas.

Cuando llegué a mi residencia, la idea era echar una pestañeada. Luego desperté a las 16:00 hrs. Un tanto irritante la situación, ya que uno trata de aprovechar el tiempo lo máximo posible en función del turismo. Así que me fui directo al Barclays Center en Brooklyn.

Raw

Antes de Raw se dieron las grabaciones de Main Event. En el show de poca monta vi como No Way Jose caía ante Mahal (muere de envidia Shut) y Heavy Machinery derrotaba a The Ascension. Puede que Otis sea casi un novato, pero cada vez les veo más potencial. Luego comenzó el show rojo. Me lo pasé bien, aunque objetivamente fue poco show para ser un Raw post-WrestleMania.

El Revival vs Ryder y Hawkins me pareció superior al de WrestleMania. También disfruté el Roode y Gable vs Black y Ricochet, ya que finalmente comenzaron los indicios del Bobby heel. En cambio, fue una gran decepción el casi squash de Alexa ante Bayley. Ver el regreso de Sami fue un gozo, una alegría que me faltó en WrestleMania. Lástima que llegó para perder contra Bálor, alguien que no me agrada.

El show destacó más en los segmentos. Vi la despedida definitiva de Angle pasando sobre Corbin, que terminó con el monstruoso debut de Lars Sullivan. Notable ante todo, me pareció el brawl entre Becky y Lacey Evans. La ex-marine no me acaba de convencer, pero con eso al menos me vendieron ese combate. Todo el mundo enloqueció con el Undertaker. Yo por mi parte no me emocioné, más bien me alegré de que haya robado cámara ahí y no en WrestleMania.

Seth y Kofi abrieron el show estruendosamente, para luego anunciar un Main Event en el que ambos títulos se ponían en juego. Pero a la hora de la verdad, el combate fue interrumpido por The Bar transformándose en un Tag Team irrelevante. La molestia del público no se hizo esperar y rompieron en cánticos que me hicieron imposible concentrarme en el choque. Y en especial coreando “AEW”, aunque entiendo que eso último se silenció de algún modo en TV.

Yo odié al resto del público en esos momentos. Sheamus y Cesaro no causaron la reacción esperada, ¿pero era motivo suficiente para olvidar a sus amados babyfaces? Una más del clásico público de Brooklyn que quiere tener más protagonismo que los mismos luchadores.

El verdadero main event no fue televisado. Rollins llamó al ring a Reigns, quién se comió el abucheo de la grada. Y luego a Ambrose, protagonista de un penoso encuentro raro con Lashley en lo que había sido su supuesto “último combate”. El segmento fue algo triste con su aire de despedida a Dean y a The Shield en general. No imaginaba que sería la primera de las varias “últimas apariciones” de Ambrose.

Smackdown

Una vez más en el Bairclays Center, aunque al menos este público si se comportó. Antes del Smackdown mismo, hubo un kick-off en el que Harper derrotó a EC3. El mismo EC3 que supuestamente iba a retar a Cena en WrestleMania… Entre los combates, tuve el placer de ver a Andrade y Ali. Pero en un ring que compartieron con Aleister y Ricochet. Así es… Takeover, WrestleMania, Raw y Smackdown, esos me salieron hasta en la sopa.

Divertida la defensa de The IIconics contra dos jobbers locales. Pero si se trataba de ver a un talento femenino en acción, eché mucho de menos a Asuka. Por otro lado, el segmento de Shane fue bueno para sacar heat y me sentí muy bien abucheandolo. Finalmente, el brawl de Samoa Joe con Strowman me pareció tremendo y quedé emocionado a cagar.

El combate entre los Hardys y los Usos fue decente, pero quedé con cara de “WTF” cuando los Hardys les quitaron los títulos porque si. Me pareció una decisión muy absurda por la edad de los nuevos campeones y el tiempo me está dando la razón con la nueva lesión de Jeff.  Mejor que el encuentro en si, fue la aparición de Lars para destruir a los nuevos campeones. Me está gustando este personaje asesino de viejas glorias.

Tras un main event poco notable francamente, vino lo que hizo grande ese martes: el 205. En primer lugar, el Gallagher vs Carrillo parecía un match para construir la rivalidad entre Gulak y Carrillo. Pero al final terminó con Gallagher atacando a su amigo Gulak por entrometerse. Buena ruptura del equipo.

No obstante, lo realmente notable fue la revancha entre Murphy y Nese por el Cruiserweight Championship. Dieron el gran combate que no vi en WrestleMania. Murphy fingiendo una lesión para sacar ventaja, spots brutales y nearfalls de película. Terminó siendo junto al WALTER vs Dunne, Jay vs Okada y Bryan vs Kofi, otro de mis combates predilectos del WrestleMania Weekend. Y un gran cierre de esta gran experiencia.

Y con esto cierro el relato de mi experiencia en el WrestleMania Weekend. Más adelante, publicaré la guía con información económica y consejos prácticos, para quien quiera hacer el viaje a la meca del wrestling.

 

Gracias por visitar Dos dos solo dos, en donde puedes encontrar noticias de WWE, AEW, y otras empresas de lucha libre. Además, tenemos contenido de UFC, podcast y diversos artículos. Recuerda que nos puedes seguir en Twitter, Facebook, Instagram y también TikTok.

Profesor de Historia, conocido en las redes sociales como Meñique. Bienvenido a un reino en que está prohibido hablar bien de las últimas temporadas de Games of Thrones y dónde la religión oficial es el culto a don Minoru Suzuki.

Comments
Este sitio usa cookies para su mejor funcionamiento    Ver Política de cookies
Privacidad