Connect with us

Artículos

La piratería en el mundo del wrestling: Una espada de doble filo

Published

on

Por Richard #Jerichobajalaguata.

Hace algunos días vivimos el nacimiento de una nueva empresa en el negocio de la lucha libre como lo es AEW. No obstante hubo un detalle que no pude dejar escapar con respecto a cómo planean manejar las cosas y me refiero más que nada a su intención de bajar todos los streams ilegales a la hora de realizar sus eventos. Yo sé que muchos dirán que están en todo su deber de hacerlo pues es su producto y nadie tiene derecho a lucrar con su contenido, pero es aquí cuando comienzan las preguntas. ¿Es una buena jugada?, ¿no se convertirá en un problema a largo plazo?

Si bien todos podemos estar de acuerdo en que nadie tiene derecho a lucrar de forma ilícita con el contenido de otros, no debemos obviar que con esta acción están ahuyentando a posibles clientes potenciales. Como ya sabrán WWE suele transmitir sus eventos por medio de su plataforma oficial WWE Network, no obstante, también hay muchos quienes no consideran que pagar una cuota mensual por el contenido que ofrece dicha plataforma valga la pena. Entonces es cuando optan por buscar otros medios para poder disfrutar de su hobby favorito y aquí es cuando entran en juego todas esas páginas ilegales que se dedican a transmitir sus eventos de forma gratuita. Si bien pueden ser vistas como unas sanguijuelas que lucran con el contenido de otra compañía también es cierto que brinda una opción más accesible para poder acercarse al producto.

Pongámoslo así, Pedro quiere ver el evento del domingo pero su condición económica no le permite pagar la suscripción a la Network de la empresa, entonces opta por ver el evento por medio de una transmisión ilegal. ¿Entonces Pedro es una mala persona por tratar de disfrutar su hobby de esta manera?  Claramente no. Si bien Pedro en estos momentos no puede darse el lujo de pagar la suscripción a la plataforma oficial nada nos dice que en unos meses no esté dispuesto a pagar por dicho contenido. Convirtiéndose en un cliente potencial en el proceso y que de no ser por esa transmisión ilegal Pedro no podría tomar su decisión en base a si disfruta o no del contenido. Para esto WWE ofrece esos meses gratis de prueba que sirven como gancho para el espectador, donde algunas empresas se ven beneficiadas en mayor o menor medida de esta mala práctica.

Tal es el caso de las compañías japonesas que por unas u otras razones no pueden llegar a todos los espectadores con sus productos. Quizás sea porque no tienen contratos internacionales para realizar dichas transmisiones o porque su contenido no es considerado como una inversión para las emisoras extranjeras. Gracias a esos streams estas pueden darse el lujo de llegar a más gente que eventualmente pasará a convertirse en consumidores de su producto. Ya sea mediante sus plataformas oficiales, eventos o comprando mercancía desde su tienda oficial. Una opción para poder llegar a una mayor cantidad de público sería imitar a AAA o Impact quienes han visto en Twitch una forma para poder transmitir sus eventos en directo permitiéndoles introducir su producto a más gente.

Es un caso similar al que se vive con los videojuegos, las empresas triple A optan por tomar ciertas medidas contra la piratería (algunas más extrañas que otras) que terminan afectando de forma directa o indirecta tanto a ellas como a sus principales consumidores. Un claro ejemplo de ello sería el juego de Earthbound para Super Nintendo donde el jugador podrá disfrutar perfectamente de su copia ilegal, hasta que llegue a la batalla final en la cual el juego se congelara para forzar el reinicio del mismo solo para descubrir que ha borrado toda tu partida, aunado a esto se incrementaron las batallas contra los enemigos por si creías que borrar todo tu progreso no era castigo suficiente. Castigando en el proceso a quien opte por utilizar una copia ilegal del juego.

Metal Gear Solid es otro juego donde sus programadores se las ingeniaron para evitar la piratería, pero de una forma menos agresiva al requerir un número específico para poder acceder a la frecuencia de Meryl y así poder continuar con tu aventura, número que sólo aparecía en la parte posterior de la caja del juego, volviendo completamente inútiles las copias ilícitas a la hora de querer experimentar la aventura.

Por obvias razones con el pasar de los años esta práctica ha venido a menos considerando que muchas veces en su intento de evitar la piratería terminaban afectando a sus propios jugadores con métodos dudosos como los famosos DMR que limitan el uso de algunos productos por medio de la activación en línea. O los juegos que te obligan a estar conectado todo el tiempo a Internet. Una práctica ridícula si tomamos en cuenta que un servidor puede calentarse cuando se sobrepasa su capacidad jodiendo la experiencia a quienes adquirieron el juego de forma legal.

Y tras estos puntos ustedes se preguntarán: ¿cómo afecta esto de forma directa a AEW?

Simple, cualquier persona racional difícilmente le dará su voto de confianza a una empresa que apenas comienza a adentrarse en el mercado sin una referencia tangible del contenido que va a ofrecer. Es aquí cuando muchos nos echaremos para atrás a la hora de pagar una buena pasta para ver el producto que tiene para ofrecer al ser prácticamente una apuesta a ciegas. Y en Double or Nothing pudimos ser testigos de ello, si bien el evento no fue malo tampoco es que fuese la octava maravilla del mundo. Entonces la acción de tirar todos los streams a la hora de hacer tu evento con tal de evitar que la gente vea de forma ilícita tu producto no hace más que ahuyentar a posibles compradores que difícilmente se lanzarán a pagar por tu contenido cuando prácticamente no has mostrado nada sobre él.

Sumado a esto se debe tomar en cuenta que sus plataformas oficiales tampoco hicieron un buen trabajo a la hora de demostrar su rentabilidad. Con su canal de YouTube donde “supuestamente” seríamos capaces de disfrutar del pre-show terminamos yendo al canal oficial de TNT para poder verlo. Mientras por otro lado la plataforma designada para ver el show de forma oficial tenía problemas con el audio en español cosa que afectaba mayormente al público latinoamericano.

Mensaje publicado por Lucha Libre Online en su página de Facebook:

“FITE TV no nos está dando alternativa de escuchar el PPV en español. Al parecer hay un error en la plataforma. Hay varias personas quejándose de esto. Hay algunos que sí pudieron ponerlo en español. Sobre todo en México. Sin embargo, habemos varias personas que no nos brinda la alternativa de español. Esperamos que puedan resolver esto pronto. Lamentamos este inconveniente, pero nosotros no tenemos control sobre esta parte. Esperamos que disfruten el PPV de igual manera y que FITE pueda resolver esto pronto”.

AEW tendrá que decidir si esta postura es lo ideal para su producto si es que quiere llegar a convertirse en uno de los grandes nombres del negocio o sólo una empresa más del montón, cosas tan simples como poder brindarle mayor o menor accesibilidad a tus principales consumidores serán determinantes para lograr consolidarse ante sus otras competidoras. Personalmente encuentro esta acción como una espada de doble filo que si bien puede parecer la mejor idea puede traer consecuencias a largo plazo si no se toman en cuenta diferentes factores. Si bien el ser dueño de tu propia promoción de lucha libre suena tentador no puedes ignorar el hecho de que como empresario eres responsable de los diferentes problemas que puedan surgir en torno a esta, por lo que tendrás que tomar cada decisión cuidadosamente analizando si es lo más conveniente para tu producto.

Cuando no estamos en temporada de circo, aprovechamos de escribir y hablar de lucha libre. Para muchos, es como si siguiéramos en las carpas, para otros, también. Lo concreto es que acá les tenemos una amplia variedad de temas sobre las luchitas.

Comments
Este sitio usa cookies para su mejor funcionamiento    Ver Política de cookies
Privacidad