Connect with us

AEW

Dejando de lado las viejas costumbres

Published

on

Queridos lectores, en muchas ocasiones nos ha tocado tener una idea, pero entre tantas, no sabemos cuál utilizar. Por esas fuertes batallas en nuestras mentes, por las infinitas ideas o voces que nos pasan, llega un momento en el que no sabes cómo comenzar. Estamos en una era en donde hay demasiado contenido, y uno se va desplazando de uno a otro de minuto a minuto. Es ahí, sin embargo, donde aparece AEW.

Por John Brown.

Como seguidor exiguo de WWE, llegaron diversas opiniones en mi cabeza que no sé cómo expresarlas. Pero como me gusta más la improvisación, comencemos:

WWE, tierra de improvisaciones malas y absurdas, de tremendo sin sentido, quizás como este artículo.

Como nos gustaría que aquellos vejestorios me lean y quizás arreglen su producto, porque seguramente, al igual que varios, nos sigue preocupando. Al final, la costumbre es más fuerte.

vince mcmahon wwe

Hace tiempo que no veo en su totalidad WWE por múltiples razones, que van desde el maltrato a su empleados y a sus fans. Pero al final, cada quien vela por sus intereses, y mientras esos intereses sigan generando dinero, el fan debe comerse lo que transmiten por la TV. No quiero alargar tanto todo esto, aunque sí, al menos yo, le doy un tanto de seguimiento por las coberturas de los show o noticias, aunque ya no tenemos (o no tengo) esa pasión por el wrestling, siendo que la costumbre me lleva a darle seguimiento quizás por alguna esperanza falsa de que las cosas mejoren en la compañía.

La pregunta es: ¿acaso mejorará? Pues pinta a que no. Con la cabeza de la compañía secuestrando y unificando títulos, lo que la empresa hace es tronchar caminos de gente que podría también estar en esa posición.

Lo de Roman Reigns se está haciendo un reinado largo e innecesario, y sí, yo como no muy fan del Jefe Tribal, debo decir que, tuvo un buen reinado en sus primeros meses, con algunas buenas defensas. No obstante, como acostumbra WWE, lo que hace con las manos, lo destruye con los pies. Que ganas tu llevándote el título máximo de una marca a la que no perteneces, dejar sin título dicha marca y no defenderla. De que vale extender un reinado marchitado y forzado para en un futuro ponerlo como un récord, uno que en mi opinión será para el olvido. A todo eso, súmale los tag team, la misma fórmula que los títulos máximos.

A veces siento que el personaje del campeón máximo se pierde. ¿Es heel? O ¿será face? Respaldado por ese pesado overbookeo que te dice, yo mando aquí y pagará las consecuencias aquel que se atraviese en mi camino. Al final, señores, y lo digo responsablemente, no termina de convencer, hay una fórmula que no termina de encajar.

roman reigns

A todo lo anteriormente mencionado, agréguele el desastre administrativo que hay actualmente, y no solo en el producto, sino también en términos políticos, con un ex jefe que se anda paseando en los shows como dando un guiño de que efectivamente las acusaciones en su contra son verdaderas.

John, a todo esto ¿cuál es el punto de toda esta troleada que dices? Es simple, por más cansados que muchos estén y aun viendo la decadencia del producto, no dejan de seguirlo. Gracias a la costumbre, quizás. Pero si miramos más allá de las fronteras, hay vida en el universo que se llama AEW. A la empresa llevo poco tiempo siguiéndola, y a pesar de eso, me he convencido de que por lejos es mejor que la compañía más grande de entretenimiento deportivo.

Estando fuera de la E, te das cuenta el ambiente fresco que se vive en AEW, y como ex empleados de dicha compañía, tienen un mejor trato en la empresa del tío Tony. Un ejemplo lo vimos en el último “Blood & Guts”. Algo de ese calibre es lo que necesita el espectador de vez en cuando,como en los tiempos de aquellos RAW donde nos brindaban luchas como TLC match por algún título para salir de la rutina. 

Es bueno abrirse a otras oportunidades, y que bueno haberlo hecho, así como nuestro gran y querido Claudio Castagnoli. Tremendo debut, tremendo respaldo por el público que sí sabe apreciar un wrestler. Si las cosas siguen así como van con el suizo, todo proyecta que va rumbo a grandes planos. Desde mi visión es como si el tío Tony le enviara un mensaje a WWE sobre cómo se debe tratar un gran talento. Vimos como AEW nos hizo ese guiño con Jack Hager y Claudio, donde el público presente estuvo coreando “We the people” o esos momentos de Eddie frente a Claudio en una rivalidad que lleva más de 15 años.

Algo que criticaba de AEW es el exceso de stables, pero el BCC se la están luciendo. Gracias por existir AEW, hay que darse la oportunidad, dejar de lado las viejas costumbres, pues gracias a eso, nos damos cuenta de lo mal que va la compañía más grande en este negocio.

No más reinados extensos, siempre he sido un defensor de los reinados cortos, 3 meses deberían ser como máximo, un tiempo ideal para un reinado.

La costumbre y la nostalgia son dos factores que te dicen lo mal que van las cosas, y sí, soy de esos que desean ver una gran baja a WWE, no por malicia, sino para que sirva de lección, que aprendan de sus errores para que a futuro puedan hacer mejor las cosas.

Si tuviste la valentía de llegar hasta el final de este pequeño artículo, se le agradece, sin importar si se ríe de mis palabras o si las valoras, al final usted y yo sabemos, que de alguna manera u otra, sigues ahí, consumiendo el producto por alguna falsa esperanza y por la costumbre.

Se despide,

su vecino

John Brown.

En otros temas

Awesome Kong sobre su salida de AEW: “Me sentí no escuchada”

Gracias por visitar Dos dos solo dos, en donde puedes encontrar noticias de WWE, AEW, y otras empresas de lucha libre. Además, tenemos contenido de UFC, podcast y diversos artículos. Recuerda que nos puedes seguir en Twitter, Facebook, Instagram y también TikTok.

Cuando no estamos en temporada de circo, aprovechamos de escribir y hablar de lucha libre. Para muchos, es como si siguiéramos en las carpas, para otros, también. Lo concreto es que acá les tenemos una amplia variedad de temas sobre las luchitas.

Comments
Este sitio usa cookies para su mejor funcionamiento    Ver Política de cookies
Privacidad