Connect with us

Noticias

Mick Foley recuerda que Becky Lynch estuvo cerca de renunciar a WWE

Published

on

becky lynch

Becky Lynch tiene una historia de superación tras ella. La irlandesa ha contado que fue una chica bastante fiestera en su juventud. Fue el wrestling lo que la llevó por el camino de la disciplina. Posterior a eso mostró su compromiso recorriendo varias empresas independientes en busca de aprendizaje y crecimiento. Llegó a considerar que no tenía talento para la lucha libre y que no tenía otra forma de mejorar que el trabajo duro. Con el tiempo dio frutos y comenzó a destacar en la escena independiente americana. Pero todo se vino cuesta abajo cuando una lesión la alejó siete años del ring.

Becky Lynch como Rebecca Knox

En ese entonces Becky era conocida como Rebecca Knox y tuvo que enfrentar a un nuevo enemigo: la depresión. Lynch tuvo que olvidarse de su pasión y buscar otro trabajo, incluso trabajó junto a su madre en una empresa aérea. Posteriormente, volvería a Shimmer como manager de Paige y su madre durante un breve período. Mientras pasaban los años y su cuerpo se iba recuperando de la lesión que la alejó del ring, llegó la oportunidad de llegar a WWE NXT.

En la marca amarilla de WWE, se encontraría con Paige. La primera campeona de NXT se alegró mucho al ver a su antigua compañera Rebecca, incluso quiso decirles a todo lo increíble que era Becky luchando. Pero Lynch le pidió que por favor no lo hiciera. Los años alejada del ring y la depresión le habían dejado ciertas dudas sobre su rendimiento. Aunque las dudas no durarían mucho. El combate frente a Sasha Banks en NXT Takeover Unstoppable hablaría por sí mismo. Aunque Becky no logró vencer a Sasha, el público quedó encantado con lo narrado en el ring, tanto así que en el post match la gente cantó espontáneamente el tema de entrada de Becky Lynch.

Posteriormente llegaría al main roster de WWE. Con un recordado segmento que fue el comienzo del fin de la Era de Divas en WWE y la llamada Revolución Femenina de WWE. Esto posicionó a Sasha Banks, Charlotte Flair y Becky Lynch como las llamadas a cambiar el paradigma de lo que era una luchadora en el ring la empresa. Sin embargo, tras una destacada triple amenaza en WrestleMania 32, fue solo Becky la que se quedó atrás. Si observamos el combate con un ojo más cercano, podemos ver a Lynch cuidando detalles como decirle a Charlotte cuando debe abandonar el ring para preparar el final.

Era claro que Becky llegó a WWE por su experiencia y capacidad de guiar a las más novatas en ese momento. Sin embargo, si escuchamos los cánticos en apoyo a Sasha y Becky, las dos babyfaces que enfrentarían a Charlotte, ambas recibían el mismo apoyo. Pero fueron solo Sasha y Charlotte las que tendrían ese año una larga rivalidad con varios cambios de título. Becky por su parte ganaría el título de SmackDown para perderlo rápidamente con una Alexa Bliss que todavía no tenía tantas herramientas como luchadora. Becky la terminó guiando sobre el final, indicándole con su mano por cuál lado debía salir.

El panorama luego de perder esa lucha y esa rivalidad no fue mucho mejor para Becky. La rivalidad con Alexa hizo que no fuera capaz de ganar un brawl frente a la rubia, que pocas veces tuviera la última palabra en una promo y que quedara tendida con un DDT de una luchadora que carecía de una ofensiva creíble. Y no acabó ahí la parte perjudicial de su booking, tres luchadoras harían su turn heel sobre ella desde su debut en el main roster. Charlotte, Natalya y Paige. La reiteración parecía vender a la irlandesa como un problema y el público, pese a que conectaba con ella, le percibían como una underdog por naturaleza. Incluso Paige en su pipebomb le dijo “Eres la más irrelevante de todas”.

El consejo de Mick Foley

El futuro no parecía mejor para Becky en WWE. Fue aquí donde Mick Foley comenzó a aconsejarla, ya que la irlandesa pensaba en dejar la compañía en busca de un lugar donde se valorara mejor su trabajo. Así lo dijo Mick en Foley is Pod:

[..]antes de que Becky Lynch se convirtiera en The Man, antes de que obtuviera ese lugar que todos pensábamos que le correspondía, ella realmente se estaba preguntando, ya sabes, realmente está deprimida consigo misma, deprimida con su rol en la compañía, preguntándose si valía la pena.

Mick Foley

Entonces Foley le aconsejó tener paciencia y al mismo tiempo no olvidar que la escena independiente podría ser una forma de refrescarse y volver a encantarse con la lucha libre. Becky decidió ser paciente. Después de todo ser una competente worker sobre el ring todavía tenía un gran beneficio: El público la apoyaba pese a todo. Intentar narrar algo sobre el ring y cuidar la psicología de los combates sí había valido la pena. Incluso cuando Carmella gana el MITB femenino, el heat hacia la rubia vino principalmente de que el público apoyó a Becky como underdog en el final.

Pero no fue hasta el turn sobre Charlotte, que se potenció aun más con la icónica imagen de Becky Lynch ensangrentada luego del golpe accidental de Nia Jax, que Becky se convirtió en una gran estrella. Ese lado del público femenino que buscaba algo fuera de los clichés en la empresa, lo había encontrado: The Man. El resto ya es historia.

Luchadoras jóvenes como Bianca Belair y Liv Morgan han logrado conectar con la audiencia gracias rivalidades con la irlandesa. Bianca tuvo un ascenso rápido y era una babyface querida. Su sorpresiva derrota en Summerslam generó muchas críticas. Pero su camino a la redención la consolidó como un proyecto exitoso y propio de WWE con su criticada división femenina.

Lo mismo Liv, quien solía ser un rostro del la parte media de la cartelera, en sus combates con Becky logró verse creíble como campeona. Y el público logró apoyarla como babyface underdog contra una Becky perfilada como heel. Y hasta Lita, alejada por casi dos décadas del ring, logró tener un último combate de buena calidad que incluso tuvo al público de Arabia involucrado. Becky había luchado con la misma mujer que la inspiró a convertirse en luchadora y no solo eso, había ayudado a darle un mejor punto final a su carrera.

La irlandesa había logrado potenciar su división, pese al deficiente material creativo de la empresa, y esto también ha tenido sus frutos a nivel económico según Foley:

No sabía que el dinero había aumentado para las mujeres hasta ese punto. Y como dijiste, ¿cuántas mujeres crees que ganan siete cifras? ¿Seis o siete?

Mick Foley

Las carencias creativas de WWE son evidentes, el mal bookeo ha terminado alejando a buenas luchadoras como Sasha Banks y a workers competentes como Ruby Riott. Sin embargo, gente como Becky ha logrado ayudar a elevar el nivel junto a otras talentosas luchadoras como Asuka, Bailey, Sasha Banks o Charlotte.

Más noticias

Gracias por visitar Dos dos solo dos, en donde puedes encontrar noticias de WWE, AEW, y otras empresas de lucha libre. Además, tenemos contenido de UFC, podcast y diversos artículos. Recuerda que nos puedes seguir en Twitter, Facebook, Instagram y también TikTok.

Ex luchador de lejos, doctor en visión espacial. "El dronaje es una enfermedad del alma". Spotfestero en lo valórico y dron en lo económico.

Comments
Este sitio usa cookies para su mejor funcionamiento    Ver Política de cookies
Privacidad