Connect with us

+ Lucha Libre

Kenny Omega vs Will Ospreay en WK 17 bajo tres miradas

Published

on

En el último NJPW Wrestle Kingdom 17 se vivió un combate entre Kenny Omega y Will Ospreay que se llevó todos los aplausos de la crítica y gran parte de los fanáticos. Incluso, Dave Meltzer le puso 6 estrellas 1/4.

¿Pero qué pasa con nuestros jumbitos? Dos integrantes del staff y un invitado analizan el match del momento:

Kenny Omega vs Will Ospreay

Por Walter Merino

Puedo dividir la lucha en dos tramas: El primero enfocado en quebrar la espalda de Ospreay y el segundo enfocado en la paliza dada por Omega, dejando a su rival sangrante.

En el primero tuvimos un selling correcto, más no sobresaliente debido a la incoherencia entre expresiones y ofensiva mostrada ante tal exigencia a la espalda. Para cuando Omega se pone salvaje en el segundo trayecto es donde mejora muchísimo la historia contada de un Ospreay y su espíritu de batalla tratando de sobresalir en búsqueda del milagro.

Un combate muy bueno, no ajeno a algunos fallos en medio de la narrativa, pero entretenido al final de cuentas.

Valoración: 4 jumbitos y medio.

Por Ignacio Salvo “Nacho”

Kenny Omega vs Will Ospreay
Kenny Omega vs Will Ospreay.

No soy el mayor fan de Ospreay desde que subió a la división Heavyweight, no voy a negarlo. Pero de que estamos ante un combate histórico, terriblemente consistente y digno de los mayores elogios, no lo puedo negar. Superó mis expectativas con el primer visionado y con el segundo las pulverizó.

A lo largo de todo el combate siguen planteando la storyline iniciada en AEW: Ospreay está mejor físicamente que un viejo Omega, y desde los primeros duelos de highflyers lo supera constantemente. El tema es que como veterano Kenny tiene un libro de artimañas y termina planteando un match muy inteligente, demasiado para el británico.

Desde el principio Omega lo controla con la espalda, con la finalidad de preparar el One Winged Angel. Hay spots muy marcados en esa dirección, con golpes a la barrera, el esquinero sin protección o la mesa que se saca. Y si no es suficiente, la frente sangrante de Ospreay y la perdida de líquido vital cierran una paliza perfecta.

Siento que el match es perfecto hasta el comeback de Ospreay,el que que raya en lo excesivo. No es pésimo y el dramatismo queda bien puesto, pero siento que podrían haberlo hecho mejor. Es que para lo destruido de Ospreay, no me cuadra que esté a un paso de acabar con Omega.

Lo mejor, el momento en que un Will absolutamente acabado y ya muerto, le escupe a Kenny antes del Kamigoye, porque ya no le queda nada más que hacer: perdió y de manera estrepitosa. Quizás el mejor combate de la carrera de Ospreay.

Valoración: 4 jumbitos 3/4.

Por Eiji Sawakita

A ver, es un poco complejo caracterizar algo que me ha despertado tantas emociones, y es que ya dejando de lado todo ese ámbito, este match dejó la vara muy alta. Desde mi perspectiva, directo a lo mejor del año, así sin tapujos.

La lucha ya venía cargada desde la conferencia previa, donde un Omega altanero, orgulloso, y confiado, se erigía y se describía a sí mismo como uno de los encargados de levantar a los leones en su estancia en la empresa, básicamente ese papel de gaijin arrogante.

Por otro lado, tenemos a un Will que ha crecido, evolucionado, y que hoy, se ha levantado como una de las figuras fundamentales de la empresa, el cual pone a prueba, todo su desarrollo como luchador. En esa misma conferencia Ospreay le dice a Omega que ha sido tanto su compromiso, que inclusive ha estado en el funeral de su mejor amigo vía internet. Por ello, es una lucha bastante personal, que va más allá de la competitividad, y en donde buscan manifestar la animosidad que se tienen.

El match en realidad tiene muchas variantes, spots muy duros (claramente sobresale el episodio de la mesa y hasta con referencia muy alta) aunque, me quedo con el DDT del esquinero sin protección, un spot totalmente monumental, lleno de intensidad, donde se palpaba esa rabia que se notaba en detalles como Will lanzándose desde la tercera cuerda en su clásica plancha, pero en que en vez de dejar el movimiento sin más, se encarga de dar una serie de puñetazos a la cabeza de Omega, o el mismo Kenny azotando el cráneo del jefe de United Empire contra la mesa.

La psicología es de primer nivel (ofensivas totalmente coherente desde un Omega metódico con la espalda de Ospreay, hasta un Will intentando mermar la cabeza de su rival de manera constante tanto con patadas como a base codazos), selling totalmente creíble. Acá destaco a Ospreay, y es que me convence todo lo que transmitió y lo digo en términos generales, más allá de detalles, sino en lo que refiere al conjunto total de lo buscaba transmitir el tipo en un momento estaba deshecho, pero aún así conservaba su espíritu, lo cual se manifiesta en el momento final donde escupe a Kenny. Y lo fundamental: una narrativa del más alto calibre. Son todas esas cosas juntas, que se van dando a lo largo del combate, y que exponen el nivel de los protagonistas del encuentro.

Finalmente, es de esos enfrentamientos que se sienten, que se experimentan, que genuinamente te despiertan cosas en el cuerpo, y esa es la verdadera clave de la lucha libre: manifestar algo. Sin duda un match de 5 jumbitos, digno a considerar en un top del magno evento y una de las mejores performances de ambos, que sí o sí, recordaremos para la posterioridad.

Valoración: 5 jumbitos.

En otros temas

Podcast Hoy en el wrestling: Vince McMahon nos da la bienvenida al 2023

Cuando no estamos en temporada de circo, aprovechamos de escribir y hablar de lucha libre. Para muchos, es como si siguiéramos en las carpas, para otros, también. Lo concreto es que acá les tenemos una amplia variedad de temas sobre las luchitas.

Comments
Este sitio usa cookies para su mejor funcionamiento    Ver Política de cookies
Privacidad