Connect with us

Artículos

La Power Slap League de Dana White: Un desastre inminente

Published

on

Power Slap

Power Slap, un deporte en ciernes

Por Nacho y Alex Rivers:

Power Slap no son MMA, pero si que tiene que ver mucho con Dana White, el presidente de UFC. Las competencias de bofetadas comenzaron como una de las muchas modas de videos virales en la pandemia. Luego evolucionaron y se comenzaron a ver competencias algo más establecidas entre Rusia y otros países de Europa.

Dana tomó la idea y buscó profesionalizarla. De esta manera creó la Power Slap League, un show televisivo en el que se adaptó para la pantalla el concepto. Utilizando su influencia en los deportes de contacto, White logró que la comisión atlética de Nevada aprobase su proyecto. Algo que sorprendió a muchos, pues, la comisión había rechazado antes el Bare Knuckle, una disciplina que ya lleva mucho más tiempo en ejercicio.

White también le consiguió a esto un acuerdo televisivo. Es concretamente en TBS, uno de los canales de Warner Bros. Discovery. Su horario son los miércoles a las 22:00 hrs en USA, algo que deben conocer ya algunos fans de lucha libre, pues, comienza justo después de que en el mismo canal se emite AEW Dynamite.

Advertisement

El primer capítulo estaba programado para el 11 de enero, pero lo atrasaron una semana completa, debido al escándalo de año nuevo de White, cuando abofeteó publicamente a su mujer. De esta manera, el debut oficial fue el pasado miércoles 18. Quedan por estrenarse otros 7 capítulos para concluir la primera temporada y luego habrá un PPV.

Las reglas del Power Slap

  • Cada participante tiene derecho a dar tres bofetadas, las cuales se dan alternadamente.
  • Se lanza una moneda al aire para decidir que participante va primero.
  • Cada atacante tiene un tiempo límite de 30 segundos para asestar una bofetada
  • Las bofetadas son con la mano abierta en el rostro del rival, por debajo del ojo y arriba de la barbilla.
  • Las bofetadas no empiezan con la palma de la mano, de modo que todo el contacto de la mano con la cara se produzca al mismo tiempo.
  • La persona abofeteada no puede retroceder, levantar el hombro ni meter la barbilla.
  • Después de ser abofeteado, el competidor abofeteado tiene 30 segundos para recuperarse y volver a su posición antes de que sea su turno de abofetear.
  • Los combates pueden concluir por KO o rendición de uno de los participantes, por lo cual pueden terminar antes de que cada uno efectue sus tres bofetadas.
  • En caso de que cada participante haya dado sus tres bofetadas sin un claro ganador, la decisión la tienen los jueces, utilizando un sistema de 10 puntos.
  • Hay distintas divisiones de peso y género, al igual que en otros deportes de contacto.

Las críticas

Pese a que recibió bastante publicidad, el show de Dana no ha tenido una recepción televisiva tan buena como se esperaba. Lo que si se ha logrado en cambio, ha sido una viralización de los momentos considerados como degradantes por espectadores, peleadores profesionales y especialistas. Lo que irónicamente, podría darle mayor audiencia al próximo capítulo del show.

El tweet que más ha generado reacciones ha sido uno del neurocientífico Dr. Chris Nowinski. Resulta que uno de los participantes, Chris Kennedy, fue derribado en su primera bofetada por Chris Thomas. Kennedy sufrió una conmoción cerebral y en palabras de Nowinski, “puede que nunca vuelva a ser el mismo (…) ¿Qué será lo próximo?, “Quién puede sobrevivir a un apuñalamiento?“.

Aún antes del debut, ya habían habido fuertes críticas para el Power Slap o contra Dana White. Él y los entusiastas habían argumentado que el boxeo, un deporte legítimado, es más violento, ya que en teoría, el cuerpo recibe muchos más golpes.

La realidad: Un desastre inevitable

El argumento de Dana y compañía comparando con el boxeo, es absurdo. Para empezar este deporte nuevo necesita que ambos contendientes reciban efectivamente golpes fuertes en la cabeza sin bloquear o esquivar. Por lo tanto, la premisa de golpear sin ser golpeado es una imposibilidad de entrada para ambos competidores.

Por el contrario, en el boxeo algunos golpes van al cuerpo y algunos buscan solo marcar puntos. Otros buscan alejar al rival o probar sus reacciones. Vale agregar que en el boxeo existe la posibilidad de pelear defensivamente minimizando el daño recibido.

Si bien el boxeo no deja de ser altamente riesgoso, las peleas ocurren unas pocas veces al año. Y los árbitros están atentos para detener la pelea cuando uno de los contendientes queda desorientado luego de un golpe y queda indefenso. También la esquina tiene la posibilidad de tirar la toalla usando su propio criterio, de forma más objetiva que la del peleador involucrado.

En el Power Slap todos los golpes buscan el KO, todos van al cráneo, no pueden eludirlos. Por ello, las conmociones cerebrales se acumularán inevitablemente cuando esto se haya masificado. En no pocas peleas de este tipo los oponentes terminan perdiendo piezas dentales, con algún daño neuronal y recibiendo golpes cerca de la sien. Si hay numerosos encuentros al año y poco descanso, es posible que este nuevo deporte se transforme en el que tenga los atletas con menor esperanza de vida.

Advertisement

Otras noticias

Profesor de Historia, conocido en las redes sociales como Meñique. Bienvenido a un reino en que está prohibido hablar bien de las últimas temporadas de Games of Thrones y dónde la religión oficial es el culto a don Minoru Suzuki.

Advertisement
Comments
Este sitio usa cookies para su mejor funcionamiento    Ver Política de cookies
Privacidad