Connect with us

+ Lucha Libre

El camino del AJPW Triple Crown 17: 1999 (II)

Published

on

AJPW

AJPW 1999: La gran crisis interna

Momento para referirnos a la crisis de AJPW, que le terminó provocando el desastroso éxodo a Noah en el 2000. El quiebre interno comenzó el 31 de enero de 1999, cuando falleció el Giant Baba. El dueño y presidente de AJPW estaba enfermo y se retiró de sus funciones a fines de 1998. Meses después, tuvo la falla hepática que le mató prematuramente, con tan solo 61 años.

Desde que The Giant Baba fundó AJPW en 1972, fue dueño y presidente, por lo que controló todas las decisiones prácticamente hasta su muerte. Tuvo algunos desacuerdos creativos, con gente dentro de AJPW que pidieron desarrollar más las relaciones con empresas estadounidenses, mayor importancia de la división junior o lo mismo con los talentos jóvenes a fines de los 90s. Pero no iban más allá, pues, al final del día se hacía simplemente lo que Baba quería.

Baba controlaba el 85% de las acciones de AJPW y estas fueron heredadas por su viuda, Motoko. La idea de la viuda era seguir con el mismo modelo de empresa de su esposo. Pero para asegurar el mismo poder de Baba, necesitaba en la presidencia a alguien que pudiera controlar. Para ello, Motoko presionó para instalar a Mitsuo Momota.

Jumbo Tsuruta, el ace de los años 80s, era un alto mando que si estaba a favor del reformismo. Él movió los hilos para que Mitsuharu Misawa, otro reformista, fuera elegido presidente. El movimiento le costó caro a Tsuruta y Motoko consiguió que lo despidieran sin indemnización. Curiosamente, Tsutura falleció poco tiempo después en circunstancias que parecen no estar relacionadas con esta situación.

De una AJPW donde Baba era el dueño y el presidente, pasamos en poco tiempo a una en la que la dueña (Motoko) quería conservar el estatus quo y el presidente (Misawa), reformar. Y para complicar más las cosas, ese presidente era a su vez la mayor estrella de la promoción y el líder del vestuario. Todavía peor, Misawa y Motoko tenían problemas desde mucho antes.

Las diferencias entre Misawa y Motoko venían desde 1990, cuando Genichiro Tenryu abandonó la empresa y arruinó los planes para que sucediera a Tsuruta como el ace. Desde ese momento, Baba empezó a preparar a Misawa como el nuevo ace y es lo que terminó ocurriendo, pero a pesar de ello, Motoko no lo quería en esa posición. Las diferencias luego siguieron y en 1996, Misawa llegó a hablar en nombre del vestuario con Baba y le pidió que sacara a su mujer de la empresa, sin éxito, claro.

Más allá de los problemas con Misawa, Motoko de por si tenía tensiones con el vestuario en general. Resulta que en tiempos del Giant Baba, él se dedicaba a hacer buenas relaciones públicas con los luchadores, mientras que la tarea de darles malas noticias siempre recaía en Motoko. De esta manera, se entiende que de un modo algo injusto ella tenía mala fama. Algo clave para entender mejor, porque en la pugna se alinearon casi completamente con Misawa.

Ahora como presidente, Misawa intentó la reconciliación manteniendo en su cargo a Motoko con su enorme sueldo. Pero fue en vano, pues, ella bloqueó todas sus reformas. Misawa quería impulsar el talento más joven, reforzar la débil división junior de la empresa y mejorar las condiciones contractuales de los luchadores: aumentos, cobertura médica y la posibilidad de tener acciones en la compañía.

Lo peor es que Misawa terminó descubriendo que que gran parte de las ganancias de AJPW en mercadotecnia no producían fondos para la empresa, sino que para una subsidiaria creada por Motoko. El conflicto se había alargado hasta el punto de la fractura. Fue entonces cuando Misawa comenzó a pensar en irse y crear una nueva empresa, algo de lo que hablaremos en la próxima entrega.

Mitsuharu Misawa (c) vs Kenta Kobashi, Triple Crown Heavyweight Championship, Super Power Series, día 14, 11 de junio de 1999

Me encanta cuando lejos de comenzar tanteando al oponente, desde los primeros segundos hay un momento memorable. Eso ocurre aquí, cuando apenas se escucha el toque de campana, Kenta al instante le saca un Armbar a Misawa. Es a su vez toda una muestra de intenciones, pues, Kobashi se enfocaría incesantemente en el brazo de Emerald Flowsion. Tenía sentido que Kenta llegase con un plan, ya llevaba cuatro derrotas luchando por el Triple Crown contra Misawa.

Misawa igual se defendió bastante en el primer tramo del combate. Hasta que llegamos al momento de que Kenta le revierte un Phorearm en un Powerslam con el cual lo golpea duramente en el ringside. Desde ese momento uno ve a Kobashi en control y lo aprovecha para comenzar el despiadado limbwork al brazo derecho. Lo destrozó contra la barrera de seguridad, con distintas sumisiones y moves diversos. Todo con tal de anular los potentes codazos de Mitsuharu.

Tratando de revertir contra Kenta, Misawa pateó su rostro y le rompió la nariz, dejándolo ensangrentado. Un accidente. Lo notable es que termina siendo de esos accidentes a los que se les sabe sacar provecho, como en ese infartante Arisa Hoshiki vs Utami Hayashishita de Stardom. Desde que Kobashi queda ensangrentado, comienza a vender mareo y Emerald Flowsion capitaliza una buena remontada, con notables spots como el Suicide Dive o un Back Suplex sobre el ringside.

Luego, otro momento maravilloso del storytelling. Misawa hace un Frog Splash que golpea su ya lastimado brazo y luego intenta cerrar el combate con el Tiger Driver ‘91. Lo ejecuta, pero al levantar el peso de Kenta, se resiente más y no puede ni siquiera cubrir. Luego e intentando retener como sea su ventaja, Misawa intenta repetir el brutal spot del Tiger Driver ‘91 desde el apron, que fue clave para destruir a Kobashi en su anterior combate. Pero falla y es revertido en catapulta.

Aprovechando su leve coyuntura, Kenta destrozó a Misawa con Suplexes, el Moounsault y un Lariat desde la tercera cuerda. Hasta que la storytelling vuelve a dejarnos algo muy notable. Emerald Flowsion se arrastra fuera del ring y aparenta gran debilidad, pero todo termina siendo una artimaña para sorprender a Kenta al intentar un Powerbomb, revirtiendo en una Hurracarrana que lo lanza contra la barricada.

De vuelta al ring, Misawa termina de servirse a Kenta, siendo ahora él quien daña su brazo y le da rienda suelta a su más mortífero arsenal. Lo notable es que tras una cuenta no cuestionable (a diferencia de su combate previo), Kobashi sobrevive al Tiger Driver ‘91, el cual además es el segundo que le hace en el combate. De no creer, un momento tremendo.

Los momentos finales son de infarto, más con el Burning Lariat de Kenta apareciendo. Pero la resistencia de Orange Crush no fue suficiente y Misawa termina sirviéndose a su rival con el Emerald Flowsion, su nuevo finisher.

Valoración: 5 jumbitos.

Mitsuharu Misawa (c) vs Toshiaki Kawada, Triple Crown Heavyweight Championship, Summer Action Series, día 14, 23 de julio de 1999

Kawada ya recuperado de su lesión volvía a retar, luego de haberle quitado a Misawa el título en enero. Pero en este combate falló en el intento y a decir verdad, este sería el octavo y último combate por el Triple Crown entre ambos. Eso deja un sabor agridulce y que creo, es el gran motivo por el que esto no suele ser recordado entre los grandes clásicos de la AJPW de los 90s. En lo que respecta a mí, una obra maestra y el segundo mejor entre ambos, luego del clásico de 1994.

Hay un contraste en la apertura de los Misawa/Kobashi y los Kawada/Misawa. Mientras que Kenta llevaba el inicio a lo técnico, Kawada hace de ello un duelo de striking. Desde el principio, Dangerous K trató de que Emerald Flowsion se engullera patadas y lo mismo, Misawa con sus codazos. Siento que se juega mucho ahí con el odio y poco respeto entre ambos.

Tras los primeros intercambios, Misawa se demora poco en tomar cada vez más el control, y vemos el Rolling Elbow, su primer Tiger Driver y el Suicide Dive. Así llegamos al primer momento clave: al igual que con Kenta Kobashi, Misawa intentó el Tiger Driver desde el apron. Pero falló; Kawada se lo quitó de encima y luego lo destruyó a patadas en ringside. Posteriormente en el ring, la paliza se prolonga con Emerald Flowsion totalmente desbordado y vemos el Dangerous Powerbomb. 

En el largo dominio de Kawada, es notable el momento en el que Misawa intenta a toda costa evitar el finisher de Dangerous K y Kawada responde con durísimos rodillazos en su quijada. Finalmente llega el otro momento clave del match: Kawada parece tener el encuentro en sus manos, pero no le resulta el Ganso Bomb (Kawada Driver) que tanto daño le hizo a Misawa en el match de enero. En un momento de infarto, Emerald Flowsion revirtió y casi sacó la cuenta de 3 con un Roll-up.

Dangerous K plenamente sacado de su centro, intentó el Dangerous Powerbomb una vez más, pero el comeback de Misawa viene con todo y lo hace pedazos. Es brutal como tras la ronda de los Suplexes cada vez más despiadados, Kawada tambalea y se cae. Después de eso, el feroz Tiger Driver’ 91 lo finiquitó y cerró un encuentro magistral.

Valoración: 5 jumbitos.

Mitsuharu Misawa (c) vs Vader, Triple Crown Heavyweight Championship, October Giant Series, día 17, 30 de octubre de 1999

Me encanta Vader, pero me choca un poco que este combate no esté para nada al nivel de los dos previos y que en este si haya un cambio titular, con Vader coronándose por segunda vez. Lo peor es que con la partida de Misawa a Noah el 2000, se termina convirtiendo en la última vez en que Emerald Flowsion luchó por el Triple Crown en su carrera.

La coronación de Vader igual tenía su sentido de ser. Como veremos en el 2000, Kenta se coronó una vez más con el Triple Crown y en ese sentido, tenía que ganar el título sin que eso implicase derrotar a Misawa, ya que estaban trabajando la storyline de que aún no estaba listo para superarlo.

Hablando del combate, el inicio es muy notable, con Vader volviendo a ser esa máquina de masa, fuerza y puños rápidos que saca German Suplexes monstruosos. Es memorable ese momento en que trata de hacérselo a un Misawa aferrado a las cuerdas y lo consigue tras golpearle rápidamente los oídos.  Luego Misawa tiene su remontada y en su mejor momento logra levantar al gigante y hacerle el Tiger Driver.

Vader lograría recuperar el dominio tras revertir un salto de Misawa en un Powerslam y a partir de ese momento es una paliza donde Emerald Flowsion tiene muy poco que decir, con sentones de su gran peso y hasta un Chokeslam. En su mejor momento, Misawa logra iniciar un atisbo de comeback con los codazos, pero cuando embiste con el codazo impulsado por las cuerdas, Vader lo derriba con un feroz puño. Acto siguiente, el Standing Powerbomb y el nuevo campeón.

Siento que pese a ser tan corto como otros combates habituales de Vader, no sentí un aprovechamiento tan notable de los minutos, más para el gran nivel usual de las luchas titulares de AJPW. Como curiosidad, creo que estos son los primeros combates en el que se ve a Vader utilizando el Chokeslam, move con el que a veces hasta terminaría combates.

Valoración: 4 jumbitos.

También te puede interesar

Alex Shelley listo para el nuevo run como free agents de los Motor City Machine Guns.

Horarios y cartelera de NJPW Resurgence 2024.

Profesor de Historia, conocido en las redes sociales como Meñique. Bienvenido a un reino en que está prohibido hablar bien de las últimas temporadas de Games of Thrones y dónde la religión oficial es el culto a don Minoru Suzuki.

Comments

Noticias de WWE, Resultados Raw, Smackdown, NXT Y AEW. Reviews de PPV de WWE y Artículos sobre Lucha Libre. WWE Noticias, Resultados RAW, Resultados SMACKDOWN, WWE NXT, WRESTLEMANIA, AEW Dynamite, TNA, NJPW y más Lucha Libre. Dos Dos Solo Dos. Todos los Derechos Reservados. Copyright © 2024

Aviso Legal - Política de Privacidad - Política de Cookies -- Sobre Nosotros - Contacto

Dos Dos Solo Dos. Todos los Derechos Reservados. Copyright © 2023

Este sitio usa cookies para su mejor funcionamiento   
Privacidad