Connect with us

Reviews

Análisis WWE Royal Rumble 2018

Published

on

Kickoff, ese rincón que importa poco y nada:

Kalisto, Lince Dorado & Gran Metalik vs Drew Gulak, TJP & Jack Gallagher.

Por Rafael Calderón.

Combate de exhibición para la división crucero que sólo sirvió para rellenar el Kick-off y para mostrar un poco las capacidades de los involucrados. Match divertido, algunos spots vistosos y victoria face. Lástima que WWE haga combates con estadios sin llenar, una falta de respeto hacia los wrestlers.

Valoración: 2 jumbitos.

The Revival vs The Club.

Por Rafael Calderón.

Combate interesante. The Revival es un tag con un potencial tremendo, y aquí sacaron a relucir varias de sus cualidades, siendo inteligentes con relevos rápidos, un limbwork bien trabajado a la pierna de Anderson, y astucia para llevarse una necesaria victoria tras la humillación sufrida en RAW (Gracias HHH). Ojalá vayan a un camino de cosas más importantes.

Valoración: 2 jumbitos 3/4.

Bobby Roode (c) vs Mojo Rawley, USA Championship. 

Por Rafael Calderón.

Lucha bastante meh.

Roode trabaja mejor como heel que como face, y Mojo es alguien bastante nulo in-ring y en este match se notó, siendo algo bastante soso.  Es que incluso, el Glorious DDT fue el peor que le he visto a el Bobby en su paso por WWE.

Valoración: 1 jumbito.

Entramos a lo que importa:

AJ Styles (c) vs Kevin Owens & Sami Zayn, WWE Championship.

Por Cristóbal Meléndez Martin (Shut).

AJ Styles, por segunda vez, poniendo una lucha del prestigioso campeonato mundial de la WWE en el opener. Pero no, que tras Mahal vendrían tiempos mejores…

Fuera de ese detalle, no estuvo mal. La estipulación sin duda no era atractiva y la invitación resultaba compleja de asumir. Pero los tres sacaron la tarea adelante, con AJ recibiendo de buena forma los ataques de los heel, y con Sami y KO actuando muy bien en sus respectivos papeles. El final me pareció muy inteligente, porque mantiene todo el conflicto que se viene desarrollando en torno a “Kami”, los “carreadores” de SD Live.

Valoración: 3 jumbitos.

Por Rafael Calderón.

Sin ser un combate muy bueno, cumplió con lo que esperaba. KO y Sami empiezan de forma inteligente a hacer tags rápidos para cansar a AJ, y luego hacen un buen trabajo como heels atacando a Styles, aprovechando la estipulación. “El fenomenal” se defiende cada vez que ve la oportunidad, y aunque no veo que tenga mucha química con Owens, sí que tuvieron buenas secuencias y algunos falsos finales haciendo el guiño al SD pasado con victoria polémica de AJ para seguir con esta historia, la cual seguramente llevará a otro enfrentamiento.

Valoración: 3 jumbitos 1/4+.

The Usos (c) vs Chad Gable & Shelton Benjamin, Smackdown Tag Team Championship.

Por Rafael Calderón.

La primera caída es buena, y es que al principio pensé que se irían por el limbwork a la pierna de Jimmy, pero decidieron casi que hacer un combate a una caída. Buena performance de los cuatro, jugando con cosas de sus luchas anteriores y teniendo un ritmo alto con buenos nerfalls y culminando con The Usos llevándose la primera caída.

La segunda empezaba bien con Gable y Benjamin deshaciéndose de uno de los Usos para asegurarse la victoria, pero de la nada Shelton es pineado por el otro Uso (a aprenderse los nombres pues Rafa) y deja el 2-0 con un decepcionante final para un combate que pudo dar más juego con la estipulación, y que, supongo, alejará a Gable y Benjamin de la órbita titular para dar paso a The Bludgeon Brothers.

Valoración: 3 jumbitos y medio.

30-Man Royal Rumble Match.

Por Cristóbal Meléndez Martin (Shut).

Si bien resulta bastante fácil decir “el mejor Rumble de la década“, porque las versiones anteriores son francamente horribles, estamos de forma clara ante un gran match, que recupera esa magia de sus mejores versiones y puede pelear palmo a palmo con varios clásicos.

A pesar de mi enojo por la decisión de la empresa de colocarlo en un lugar tan corneta de la cartelera, eso se disipa con el resultado final. Es que tiene muy buenos momentos, de principio a fin. Lo de Slater resulta genial, caló en el público y para el espectador es un catalizador. Las sorpresas de Andrade y Adam Cole fueron tremendas, demostrando que son dos piezas importantes de NXT. A eso le sumas lo de Hurricane y esa nueva cuota de humor siempre necesaria; y por supuesto a la hermosa aparición de Rey Mysterio, uno de los más grandes de la historia (aunque te duela, payaso vestido de taco de la primera fila).

Una de las cosas que más echaba de menos del Rumble eran esos momentos que te dejaban la batalla, los cuales de alguna forma, lograban trascender. Y acá uno puede encontrar algunos, como Reigns eliminando a Rollins o ese careo generacional entre Roman, Bálor y Nakamura con Orton, Cena y Mysterio (cuya aparición sorpresa se cuela dentro de las mejores de los Rumble matches). También tiene una genial respuesta del público, con buenos pops a tipos como Elias o Rusev, lo cual abre la esperanza de verlos en cosas importantes. Lo de New Day también resulta entretenido, ver a Sheamus eliminado de esa forma, la gran performance de Bálor, etc. Son muchas las virtudes que tiene.

No obstante, tienes cosas negativas, pocas, pero las tiene. Lo de Ziggler señores, con el debido respeto, es una “mariconada”, un portazo en la cara a fanáticos y los tipos de las casas de apuestas. “¿Sueñan con una gran actuación de Dolph? Pues les daremos todo lo contrario”, nos dijo Vince de forma claramente personal y desperdiciando una historia de redención que podría ser magistral.

En fin, fuera de eso, es un gran Rumble. Y sobre Nakamura, si bien no era mi candidato y creo que habían mejores opciones, lo prefería por sobre Cena o Reigns, o cualquier otro part-timer. El tipo genera reacción y es una figura comerciable, pero sobre todo, es alguien FRESCO, de la camada NUEVA del main roster. Ahora tendrá adelante su mayor prueba de fuego y confío en que la pasará. Es que debe pasarla.

Valoración: 3 jumbitos 3/4.

Por Rafael Calderón.

Gran Rumble, de lo mejor de esta década y el combate de la noche.

En la mayoría del match se hicieron bien las cosas, y lo mejor de todo, no hubo apariciones de part-timers (salvo Cena, que no está mal), ni de viejas leyendas para opacar al futuro de la compañía. Tuvimos varias actuaciones destacadas del talento joven (como la de Bálor, Rusev o Elias), regresos o apariciones sorpresas (como la de Rey <3, Andrade o Adam Cole) y varios buenos momentos (El careo 3 vs 3 del futuro contra el pasado). Todos esos ingredientes hacen de este un buen match en conjunto.

No obstante, pues algunas cosas como la eliminación de Corbin, el ya aburrido spot de Kofi, el trolleo de Ziggler y Roman siendo utilizado nuevamente para que el ganador se lleve una buena ovación, empañan un poco este buen Rumble. El ganador por fin es alguien a consolidar y es que Nakamura representa parte de la nueva sangre de WWE, y es que si bien puede representar mucho premio para el japonés, quizás sea el espaldarazo que necesitaba para dar su mejor versión en la empresa.

Valoración: 3 jumbitos 3/4+.

Seth Rollins & Jason Jordan (c) vs Sheamus & Cesaro, RAW Tag Team Championship.

Por Rafael Calderón.

Lucha un tanto decepcionante en el que The Bar realizan una buena labor como heels y en el que se sigue avanzando en los problemas entre Jordan y Rollins. Acá tiene dos problemas, en primer lugar, el público está muerto tras el Rumble masculino y eso es un error de posicionamiento en la cartelera, y el segundo inconveniente es que el spot por el cual Jason no puede participar en el match me parece un poco soso y creo que para hacerlo más creíble debió haber sido algo más brutal e impactante. La victoria de The Bar, me deja muchas dudas de cara al futuro de la división pues no hay más tags creíbles y Rollins y Jordan se separarán pronto, por lo que tendrán que potenciar a alguna pareja (Titus Worldwide no por favor).

Valoración: 2 jumbitos 1/4.

Brock Lesnar (c) vs Kane vs Braun Strowman, WWE Universal Championship.

Por Rafael Calderón.

Horrible, ritmo demasiado lento, algunos spots bastante predecibles, y un enfrentamiento decepcionante en el que hay pocas cosas a resaltar, salvo un ligero pique entre Braun y Brock, tras un rodillazo a la cara de Lesnar al cual The Beast respondió con un derechazo tremendo a la cara de Strowman. Lo demás, muy predecible victoria de Lesnar con pin a Kane para “proteger” a Braun e ir de cara al tan rumoreado Lesnar vs Reigns en Wrestlemania.

Valoración: 1 jumbito y medio.

30-Women Royal Rumble Match.

Por Rafael Calderón.

No fue tan malo como esperaba, pero creo que tampoco llega a ser decente, y principalmente es por temas de bookeo y porque en si pocas tienen un buen nivel para dar algo notable. Para ser breve, no me gusta que viejas “leyendas” tengan más protagonismo que gente del roster actual, eso es dejar en claro que el pasado importa más que el presente, aunque las de ahora no tengan un gran nivel ni status. Las finalistas debieron ser otras para generar más expectativa, las Bellas siendo finalistas estando semi-retiradas es algo inaceptable, poniendo a Sasha, Nia y Becky hacías el final más impredecible y mucho más llamativo. El bookeo de Becky, si bien no fue tan terrible como esperaba, sigue siendo malo, siendo eliminada a mitad de combate y demostrando que ni le tienen confianza, ni parece que vaya a hacer algo más en su carrera en WWE que poner over a las demás así sean peores que ella en todo. Pero no todo fue malo, algunas sorpresas agradables (Lita), no hubo grandes botches y gano la indicada.

Valoración: 2 jumbitos.

Por Nacho Meñique.

Desde el momento en que promocionaron este combate, las condiciones me hicieron pensar que saldría algo pésimo. Así que escribí un artículo expresando mi descontento con la idea, el cual tuvo una cariñosa respuesta en forma de otro artículo por parte de Manuel Saavedra. Lamentablemente, el Rumble confirmó mis miedos e incluso puso en relieve otros aspectos desagradables que no se me vinieron a la mente en un primer momento.

En primer lugar, el nivel in-ring fue bajo mirando el conjunto. Ya era algo que se veía venir con gente como Liv Morgan participando. Al respecto hay ofensivas como la de Lana que me recordaron más a un match femenino del 2008 que uno del 2018. Pero fue peor aún, casi todas (sino todas) las part-times que llegaron por sorpresa venían saliendo del retiro y además la mayoría (originarias de malas épocas de divisiones femeninas) no eran tampoco lumbreras en el ring en su mejor momento. Todo ello sin desmerecer que las buenas luchadoras hicieron lo que pudieron, además de que el duelo final Asuka y Nikki es bastante interesante.

Un segundo punto que toqué en el artículo es que la baja estatura de las mujeres iba a hacer difíciles y poco realistas las eliminaciones, y vaya que fue cierto. Hubo luchadoras que como por casualidad fueron sorprendidas montadas en la segunda cuerda y otras que tuvieron que saltar para que su compañera la hiciera pasar sobre la tercera cuerda. De hecho, que pasara lo último con Asuka eliminando a Ember Moon refleja que fue un problema transversal e independiente a la calidad in-ring. Aunque sin duda, la que peor recuerdo es la de Lita tratando de bajar las cuerdas para sorprender a Tamina corriendo, quien da el el salto de su vida.

En tercer lugar dije que el premio iba a ser insignificante y aunque aún no se celebra Wrestlemania, creo que la ganadora del Rumble no tendrá un lugar importante en la cartelera (entre los tres platos fuertes). La baja prioridad de las divisiones femeninas en el magno evento es una realidad, ya se vio en Wrestlemania 32 aún con medio roster lesionado. Ahora es peor, ya que la ganadora Asuka fue opacada por la aparición de Ronda Rousey quien da a entender su participación en Wrestlemania 34. Dada su condición de draw natural, es evidente que su combate va a ser más importante que el de Asuka retando a Alexa o Charlotte.

En ese artículo evite darle énfasis a la ineptitud creativa que ha dañado por años varios combates de la división, ya que nunca  se sabe cuando los bookers pueden sorprender para bien. Lamentablemente, el Rumble no contó una gran storytelling  tuvo muchas eliminaciones sin un sentido práctico. Por ejemplo, en los shows semanales previos al PPV vendieron a los stables heels Absolution y The Riott Squad. Pero después vemos que apenas hubo momentos con dos miembros de cada stable en el ring. Para el único momento en que la storytelling mejora es la recta final con el dominio de Nia y luego de las hermanas Bella.

Pero aún más, algo que dañó mucho el combate en el bookeo fue el exceso de veteranas. Te quieren vender Women´s Revolution y una división más enfocada en los combates, solo para ver como llenan el ring de todas esas luchadoras de la época oscura. Es comprensible que metan a Nikki, Lita y Trish por ser icónicas, pero es que en total fueron 11 las luchadoras que no estaban compitiendo de manera regular. Lo peor de todo, es que la mitad del tiempo el público no reaccionó. Después de todo, hubo años muy malos en que nadie le prestaba atención a la división.

A modo de conclusión, fue mediocre y creo que cualquier punto adicional por lo “histórico” solamente sirve para disfrazar su baja calidad. Si vamos a tomarnos en serio a las chicas del main roster, hay que exigirle lo mismo que a los hombres, de otro modo solamente nos engañamos a nosotros mismos. De hecho basta con mirar lo bien que funciona la división femenina de NXT pidiendo ese nivel (de donde por cierto deberían haber sacado más gente, en vez de algunas de las veteranas). Igual el combate tiene uno que otro buen momento como el careo de Nia y Beth Phoenix o el duelo final, de otro modo habría considerado la valoración DUD.

Valoración: 1 jumbito 3/4.

Por Cristóbal Meléndez Martin (Shut).

No concuerdo con Nacho, y me parece cae en una exageración. De partida, esto es Royal Rumble, donde apariciones sorpresas siempre van a haber. Más aún cuando tu roster es muy limitado. Si bien momentos como el de Kelly Kelly o Jacqueline restan, tampoco ensucia el global de un Rumble muy entretenido.

La estipulación es esa, una invitación a disfrutar, a pasarla bien, no a encontrar una dosis de genialidad en el ring. Acá se exige un buen bookeo y grandes momentos. Y lo tuvo. El careo de Nia con Beth Phoenix, Becky eliminando a Lita, Trish con Mickie, Asuka con Ember Moon, y las Bella dando esa sensación de “enchufe” que resultó genial para el triunfo de la japonesa. No pidamos que no hayan botches o eliminaciones feas, históricamente con los hombres ha pasado y nunca se criticó con dureza. Es a lo que te expone esta estipulación,  esa de ser uno de los caos más entretenidos del pro-wrestling.

Si bien hay detalles malos, como la eliminación de Becky o la estupidez de no hacer un careo Lita con Trish, las dos figuras más icónicas de la división; tiene la cuota justa de humor (grande doña Vicky), dramatismo (Sasha eliminando a Bayley o la forma en cómo se despacha a Nia) y unos regresos muy a la altura, como los de Molly Holly, Michelle McCool y Beth. Si salían Peyton Royce y Nikki Cross se coronaba como una experiencia redonda.

En fin, lo pasé muy bien viéndolo y eso lo agradezco por sobre todas las cosas. Para alguien que veía los Rumble en una tele que debía cambiar de canal con un alicate, resulta maravilloso esos guiños a la nostalgia. Y es que este Rumble en particular te invitaba a eso, contexto que mis compañeros no reflexionan del todo. Es el primero de la historia y con un roster limitado. Se acepta y se entiende la aparición de iconos. Para el otro año, la exigencia será otra, la de consolidar más a tu elenco y no depender tanto del recuerdo.

Valoración: 3 jumbitos y 1/4.

Gracias por visitar Dos dos solo dos, en donde puedes encontrar noticias de WWE, AEW, y otras empresas de lucha libre. Además, tenemos contenido de UFC, podcast y diversos artículos. Recuerda que nos puedes seguir en Twitter, Facebook, Instagram y también TikTok.

Cuando no estamos en temporada de circo, aprovechamos de escribir y hablar de lucha libre. Para muchos, es como si siguiéramos en las carpas, para otros, también. Lo concreto es que acá les tenemos una amplia variedad de temas sobre las luchitas.

Comments
Este sitio usa cookies para su mejor funcionamiento    Ver Política de cookies
Privacidad