Connect with us

Artículos

G1 Climax 29 Awards

Published

on

Sean bienvenidos a la gala de los G1 Climax 29 Awards. Tras un consenso previo, Nacho y King os traemos nuestras elecciones a lo mejor y peor de este bello torneo así como varias pinceladas destacadas para ir abriendo boca. Vamos a por ello:

Aspectos destacados del torneo

El recambio de nombres

Por Nacho Meñique:

De torneo en torneo, es normal que unos pocos luchadores salgan al tiempo que otros entran. Pero en toda la década, no habían ocurrido siete cambios de participantes. Después de la edición 28, desaparecieron Suzuki (que aún me duele), Omega, Hangman Page, Tama Tonga, Yoshi-Hashi, Makabe y Elgin. En contraste, regresó Archer y debutaron Moxley, KENTA, Ospreay, Cobb, Shingo y Taichi.

Cuatro de los que no repitieron eran luchadores activos de NJPW y con los que en teoría podían contar, lo que habla mucho de los esfuerzos de renovar el torneo. Me parece que el resultado fue positivo, ya que de partida generaban más interés, especialmente con Moxley y KENTA quienes eran estrellas ajenas a la empresa. Y en el ring, todos (menos Cobb) terminaron aportando su cuota de calidad.

El pobre rendimiento de los grandes nombres

Por King:

Las mayores estrellas de la compañía no estuvieron a la altura. Solo el arreón final de Ibushi compensó el pobre rendimiento de varias grandes figuras. Con Okada a la cabeza, Naito lejos de su mejor nivel y un Tanahashi que estuvo peor que en pasadas ediciones. La sensación que los activos más importantes nos dejaron fue bastante gris.

El bloque B la rompe

Por Nacho Meñique:

Nadie se esperaba que iba a haber tal desequilibrio de nivel entre el bloque B y el A. Especialmente cuando el A de entrada era el que tenía en apariencia los mejores luchadores. No obstante, los grandes nombres del A no sacaron su mejor nivel y KENTA demostró un bajón con respecto a lo tremendo que fue en su momento. El B con luchadores menos impresionantes en teoría, tuvo mejor nivel general, unos cuantos MOTYC y los tres MVP incuestionables del torneo.

El enorme nivel general del torneo

Por King:

Pese al pobre rendimiento de las grandes figuras, el sobresaliente desempeño de varios luchadores sobre los que no había tantas expectativas lo cambió todo. Además, el excelente balance y variedad de estilos visto en la mayoría de cards hizo que casi todos los shows tuvieran varios combates interesantes. Es habitual que en el G1 haya varios shows más pobres, con apenas un choque interesante, pero la conjunción de todos estos factores contribuyó a construir un torneo redondo.

El bajón de los tops nos permitió ver menos MOTYC de lo habitual, pero también vimos uno de los mejores G1 Climax del siglo en cuanto a nivel promedio.

La doble redención de los finalistas

Por Nacho Meñique:

En el G1 no es raro que un candidato fuerte inicie perdiendo y luego arrase hasta la final. Es algo más inusual que pierda sus dos o tres primeros combates y que recién allí se comience a crecer. Pero ya es inédito que aplicaran esa misma formula tanto para Ibushi como White, los dos finalistas. Lo digo desde la crítica, ya que me parece estúpido que la dinámica de ambos bloques fuera tan parecida. Con la cantidad de historias que puedes plantear para un bloque, se ganaron el premio a la anti-originalidad.

Katsuyori Shibata

Por King:

Solo fueron unos instantes teniendo un rol importante en un segmento. Da igual. Shibata volvió a tener acción in ring más de 2 años después de aquella trágica lesión que casi acaba con su vida en, irónicamente, el combate más grande de su carrera. Por supuesto que el turn heel de KENTA fue un magnífico movimiento. Por supuesto que esto está lejos de significar necesariamente un retorno a la lucha de “The Wrestler”. Da igual.

Shibata nos dio uno de los momentos del año en el pro wrestling al conectar esa brutal dropkick en la esquina y muchísimos fans no pudimos estar más felices por él. Una de las cosas que espero recordar por mucho tiempo.

Mejor luchador

Mención Honrosa:

– Hiroshi Tanahashi

5- Kota Ibushi

Por Nacho Meñique

Es increíble como un combate tremendo puede cambiarlo todo. Si me dejaba guiar por lo visto en el bloque, yo diría que Kota fue regular e incluso una pequeña decepción. Se pasó medio torneo vendiendo mal la pierna y utilizando el Bomaye que no pegaba nada con él. Pero sencillamente, el encuentro con White en la final es espectacular y hasta lo deja con saldo positivo.

5- Zack Sabre Jr.

Por Nacho Meñique:

Empatando en la quinta posición con Ibushi, nos encontramos con el maestro de las sumisiones. Si bien cumplió en todo combate que le ponían, no rompía el tablero como uno esperaría que lo hiciera ZSJ. Eso me dejaba (al igual que con Kota) con una sensación de decepción, por el tremendo wrestler que es. Hasta que en el último día del bloque A, se sacó un verdadero MOTYC con KENTA.

4- Will Ospreay

Por King:

Pese a arrastrar muchísimos defectos que son prácticamente su sello de identidad, Ospreay ha brillado con luz propia siendo el mejor worker del bloque A. Ospreay ha dejado su marca en la gran mayoría de sus luchas y ha sabido adaptarse para, sin dejar nunca de ser el mismo, adoptar un rol que ha elevado la mayoría de sus combates.

Ospreay es más estrella hoy que antes del G1 y tanto el público occidental como el nipón se congratulan por ello. Will es uno de los mejores campeones junior que ha tenido la empresa en esta década y su notable participación será también una buena noticia para la división si Gedo sabe sacarle provecho.

3- Jay White

Por King:

Muchísimos dudaban de Switchblade y había motivos para ello. Pese a mostrar destellos y bases muy interesantes, su elevado push y su frecuente incapacidad para brillar en el formato habitual de main event de NJPW habían elevado el tono de la crítica contra él.  Jay tenía una papeleta muy difícil en el torneo.

Pese a todo esto, White dio un golpe en la mesa con un G1 muy consistente y con varios trazos de genialidad. Un wrestler que a buen seguro refrescará con su inteligencia la escena más alta de la empresa del león, pese al lastre que suponen las habituales y torpes interferencias de Gedo.

2- Shingo Takagi

Por King:

Shingo se ha quedado a nada de un MVP que perfectamente podría haber ostentado. En su primer G1, Shingo demostró que es uno de los mejores luchadores del planeta y que su fichaje por NJPW fue un acierto para las dos partes.

Un nivel promedio elevadísimo y varias luchas de lo mejor del torneo, como ante su “pareja” Naito,  certifican a “The Dragon” como uno de los mayores activos del puroresu. Presencia, explosividad y calidad que harán muy bien a la división heavy de NJPW tras su paso por la junior para cubrir a Hiromu Takahashi.

1- Tomohiro Ishii

Por Nacho Meñique:

Y por otro año consecutivo, el Stone Pitbull es el MVP del torneo. Ya era un evidente candidato en las primeras fechas tras ese combate fuera de serie con White. Luego reafirmaría su nivel, dejando varias actuaciones notables hasta su match de infarto con Taichi el último día del bloque B. Una vez más, Ishii plasmó realismo en ofensiva y selling, la capacidad de adaptarse a varios estilos distintos y ese sello personal de resistir hasta el comeback que tanto juego le da a sus encuentros.

Peor luchador

Menciones Honrosas:

– Jon Moxley
– KENTA

4- Kazuchika Okada

Por King:

A muchos les resultará sorprendente encontrar aquí al Rainmaker, pero el maquillaje de la última jornada con un gran combate decisivo ante Ibushi no debe enmascarar la pobre actuación de quien debería ser uno de los mejores del torneo.

Okada está en el peor año de su carrera (obviando sus años de formación) a todos los niveles, pero este G1 ha dado síntomas preocupantes. El campeón ha estado pasivo, soso y lento. Todos estos factores le han llevado a dar performances en las que apenas aportaba más que la peor versión de su estructura de combate, llevando al tedio y al desinterés choques que pudieron ser mucho mejores. Un campeón mundial no puede hacer esto.

4- Hirooki Goto

Por Nacho Meñique:

Empatando en la 4° posición con Okada, nos encontramos con el samurai. Su ingreso en este poco prestigioso ranking es algo engañoso, ya que no se le puede tildar realmente de mal luchador. Lo que lo ha hecho caer aquí más bien, es que entre varios matches correctos pero no espectaculares, fue la luz que menos brilló del torneo. De hecho, para haber peleado hasta el último día la clasificación a la final, es muy difícil recordar momentos de Goto haciendo algo en el G1.

3- SANADA

Por Nacho Meñique:

Tras las peleadas posiciones de Goto y compañía, no había ninguna duda de quienes estarían en el podio. Partamos por alguien que dio performance mediocre tras performance mediocre. Y que como mucho, sacó un match sobrevalorado a morir con Okada.

SANADA pasa por un momento de dulce popularidad en Japón, con el público entregándose a él en los estadios. Lamentablemente, parece que el ingobernable se creyó el cuento y eso parece haber tenido que ver con su bajo nivel. En cada match, SANADA trató más de interactuar con el público que de tener un combate de wrestling. Es cosa de pensar en las ovaciones a Tanahashi y el hecho de que nunca baja el nivel, para hacer notar la atroz falta de profesionalismo del ingobernable.

2- Jeff Cobb

Por King:

Cobb confirmó los peores presagios y se quedó cortísimo a la hora de sustituir a Michael Elgin. El pelado de turbio historial dio un fantástico rendimiento en la empresa desde su debut en el G1 25, logrando la aceptación del público japonés y siendo un más que fiable powerhouse con auténticas joyas en su haber. Su sombra ha sido demasiado alargada para un Cobb que ha estado a años luz a nivel de rendimiento y conexión.

Estaba en el mejor bloque para brillar y no lo aprovechó, siendo un powerhouse soso que jamás convenció en sus actuaciones.  La mayoría de sus luchas fueron prescindibles y se le vieron las costuras en numerosos apartados. Nadie le pedirá para el año que viene.

1- Bad Luck Fale

Por Nacho Meñique:

Me pongo a pensar que el último combate de Nagata en un G1, fue el último día del bloque A en el G1 27. En ese encuentro le tocó perder con Bad Luck Fale, en un match muy bien trabajado de ambos y que tuvo hasta un poco relevo generacional. Es triste ver en que terminó gastando su último cartucho Nagata. Fuera de forma, lento, equivocándose cada dos por tres y con intervenciones del Bullet Club que (aún así) le bajaron a su trabajo. Fale tocó fondo y espero no verlo nunca más en el torneo.

Decepción del torneo

Menciones honrosas:

– KENTA
– Zack Sabre Junior
– Jeff Cobb

3- Tetsuya Naito

Por King:

El Ingobernable ha sufrido otro demoledor golpe a su figura y a su arco pero, centrándonos en su trabajo in ring, Tetsuya no ha cumplido las altísimas expectativas que suelen tenerse sobre él.

Naito ha tenido un torneo bastante correcto, con varios combates notables y una joya ante Shingo, pero su muy olvidable “semifinal” ante White así como la sensación de piloto automático en ciertos choques, le han lastrado mucho. Si añadimos que el combate ante Moxley apuntaba a lo más alto y resultó más un teaser trailer de un futuro choque que un gran combate, es normal poner a Naito como uno de los luchadores que no han cumplido con lo esperado y que ha usado más su personalidad que su habilidad luchística.

2- SANADA

Por King:

De verdad que, por algún motivo, aún le teníamos algo de fe a SANADA. Las críticas sobre él tenían su fundamento, pero también existía cierta esperanza en que enfocase mejor sus cualidades. Lejos de lograrlo, SANADA reforzó su imagen de luchador con una ofensiva pobrísima, incapaz de aportar casi nada a los combates más allá de reversals algo llamativas y con una psicología in ring que a veces sobrepasa los límites de lo ridículo.

Lo mejor de todo será cuando este push que se le está dando sea desaprovechado al irse a NXT para triunfar como “japonés random” en 205 Live.

1- Kazuchika Okada

Por Nacho Meñique:

Okada es un wrestler muy capaz y serio candidato a MVP de algunas ediciones anteriores como los G1 26 o 27. Pero en esta ocasión poco se le vio. Es verdad que tuvo combates notables con Ospreay e Ibushi, pero no sobresalen en la gran amalgama de otros combates notables del torneo. Para ser el Rainmaker es un saldo muy bajo. Y más considerando que frente a su deslucida presentación, hubo unos cuantos desempeños brillantes.

Uno no piensa en los peores luchadores al hablar de decepciones. En los Jeff Cobb (¿como se te ocurrió creer en él King?), porqué al no esperar nada de ellos no tienen como decepcionarte. No, yo pienso más en los luchadores grandes que no dieron el nivel. Por ello, me es difícil no pensar en Okada como la principal decepción de todo el torneo.

Sorpresa del torneo

Menciones honrosas:

– Jay White
– Juice Robinson

3- Taichi

Por King.

La bendición de nuestro Holy Lord fue entregada a creyentes y escépticos. Taichi era hasta hace no mucho uno de los luchadores con una peor consideración por parte de los fans, especialmente los occidentales. Alejado de los focos y criterios que suelen tener estos fans, Taichi nunca estuvo en consideración pese al enorme salto de calidad que dio desde que ascendió a Heavyweight.

Por suerte, un fantástico G1 lleno de combates notables y con alguna que otra joya como la que nos dio ante Ishii, habrá cambiado la percepción de muchos aficionados. Taichi ha aportado carisma y variedad a un torneo que la necesitaba, así que debemos disfrutar de la oportunidad que se le ha dado.  La dupla que hace con Abe Miho y a la que se une Kanemaru, es una de las dinámicas más entretenidas de la empresa. Todo es felicidad al lado de Dangerous T.

2- Will Ospreay

Por Nacho Meñique:

Francamente, no le tenía fe a Will Ospreay. Pensaba que entre su excesiva tendencia a la espectacularidad y sus extrañas expresiones faciales, podía ser un elemento negativo dentro del bloque. Afortunadamente me equivoqué y nunca es tarde para reconocerlo. Se terminó alzando como claro MVP del bloque A, con grandiosas performances contra Archer y Tanahashi, y un desempeño bastante por encima de lo correcto.

1- Lance Archer

Por Nacho Meñique:

Cuando vieron el nombre de Archer en la lista del torneo, muchos (incluyéndome) se preguntaron “¿que hace el aquí?”. Te metían a alguien que nunca había hecho nada destacado siendo un luchador individual, más allá de un buen combate con Ospreay en la New Japan Cup. Nadie vio venir seguramente, que en el primer match del torneo (una revancha contra Ospreay) se robaría la noche y el corazón de varios.

Y de ahí en adelante, varios combates que sobrepasaron con creces las escasas expectativas que se tenían sobre él. Desde antes tenía una personalidad bad-ass, pero con un cambio de imagen y una clara mejora en su ofensiva, se transformó de la noche a la mañana en el mejor monster heel de la empresa. En cierto sentido, no fue un regreso al G1 sino que un debut, ya que el Archer que entró a ese ring con Ospreay era un luchador totalmente nuevo.

Mejores combates

Tenéis las reviews de todos estos combates aquí, aquí y aquí. Alguna de ellas puede no corresponderse totalmente con su lugar en el ranking, ya que el bloque A fue reseñado por King y el B por Nacho. Es resultado del consenso de ambos articulistas, el cual fue casi unánime en las primeras posiciones. Enhorabuena a White vs Ibushi por llevarse el MOTT.

Menciones honrosas:

– Jay White vs Shingo Takagi, día 10.
– Kota Ibushi vs Kazuchika Okada, día 17.
– Tetsuya Naito vs Toru Yano, día 2.
– KENTA vs Hiroshi Tanahashi, día 3.

Top 10

10- Jay White vs Juice Robinson, día 16.
9- Jon Moxley vs Shingo Takagi, día 8.
8- Tomohiro Ishii vs Juice Robinson, día 10.
7- Will Ospreay vs Hiroshi Tanahashi, día 17.
6- Taichi vs Tomohiro Ishii, día 18.
5- Lance Archer vs Will Ospreay, día 1.
4- Tetsuya Naito vs Shingo Takagi, día 14.
3- Tomohiro Ishii vs Jay White, día 4.
2- Zack Sabre Jr. vs KENTA, día 17.
1- Kota Ibushi vs Jay White, día 19, final del torneo.

Esto ha sido todo por nuestra parte en cuanto al G1 Climax 29. Ha sido un proyecto del que estamos orgullosos. Sabemos que no somos perfectos y tampoco lo pretendemos, aunque por supuesto hemos dado nuestro mejor esfuerzo por daros una cobertura notable. Esperamos que esta honesta versión de lo sucedido os haya acercado al wrestling y os haya entretenido. Gracias a todos los que nos habéis dado una oportunidad, a DDSD por hacernos hueco y a Nameless por sus excelentes miniaturas.

Nos despedimos, de momento.  Esto ha sido la cobertura de DDSD del G1 Climax a cargo de Nacho Meñique y Kingbilbin.

Gracias por visitar Dos dos solo dos, en donde puedes encontrar noticias de WWE, AEW, y otras empresas de lucha libre. Además, tenemos contenido de UFC, podcast y diversos artículos. Recuerda que nos puedes seguir en Twitter, Facebook, Instagram y también TikTok.

Solo tengo dos cosas claras en la vida: Me gustan las señoras y el Real Madrid. Tetsuya Naito va camino de ser la tercera. En esta cuenta somos muy de Dolph Ziggler.

37 Comments

Noticias de WWE, Resultados Raw, Smackdown, NXT Y AEW. Reviews de PPV de WWE y Artículos sobre Lucha Libre. WWE Noticias, Resultados RAW, Resultados SMACKDOWN, WWE NXT, WRESTLEMANIA, AEW Dynamite, TNA, NJPW y más Lucha Libre. Dos Dos Solo Dos. Todos los Derechos Reservados. Copyright © 2021

Aviso Legal - Política de Privacidad - Política de Cookies -- Sobre Nosotros - Contacto

Dos Dos Solo Dos. Todos los Derechos Reservados. Copyright © 2021

Este sitio usa cookies para su mejor funcionamiento    Ver Política de cookies
Privacidad