Connect with us

Reviews

Las defensas titulares de Stardom de final de año

Published

on

Stardom realiza su “show importante del mes” en el Korakuen Hall, con asistencias que usualmente oscilan entre las 900 – 1.000 personas. En algunos casos, lo que tendría sentido para tomarle el pulso a la empresa es detenerse en esa ocasión importante. Pero en Stardom, algunos de los combates importantes se desarrollan en el Korakuen y otros tantos se diluyen en los varios espectáculos que hay entre un show importante y otro. Por eso, es mucho más fácil revisar la actualidad de la empresa con hilos como este.

En este caso, me referiré a lo acontecido con los principales títulos de la empresa en octubre, noviembre y diciembre del 2019. Es decir, la suerte del World of Stardom (el título rojo), el Wonder of Stardom (el título blanco) y los Goddesses of Stardom (los títulos en pareja).

Con respecto a los demás campeonatos, el Artist of Stardom (el título de tríos) no me llama la atención. Es una papa caliente que sirve para tener ocupadas a las luchadoras importantes que no tienen nada que hacer. El High Speed Championship (el tercer título individual en relevancia), cayó en las manos de Riho justo cuando terminó el Grand Prix 2019. Ignoro si fue una petición contractual de ella o una decisión de la directiva, pero el resultado fue una mala decisión creativa: no lo ha defendido desde entonces.

Finalmente, está el Future of Stardom Championship. El título de rookies siempre me ha parecido que sobra y ello se puede apreciar en el hecho de que solamente tuvo cuatro encuentros en el 2019, siendo el último de ellos en agosto.  La única utilidad que le proporciona a su actual campeona Utami Hayashishita, es recordarnos que es una novata muy sobresaliente.

World Champion Wars (14/10/2019).

Arisa Hoshiki (c) vs Kagetsu, Wonder of Stardom Championship.

Arisa se llevó unas cuantas derrotas en el Grand Prix y un empate contra Kagetsu. A partir de este show, comenzaría su run dedicado a exponer su título ante cada una de esas luchadoras que la venció y (más particularmente en este encuentro) la que le empató. Lo que me gustó y al mismo tiempo no de este duelo, fue la actitud de la rival de Arisa. Kagetsu no llegó con una ofensiva fría ni calculada, lo que tenía sentido dada la importancia de la contienda. Más bien fue improvisando, aunque eso igual dejó detalles interesantes.

Un primer indicio extraño del actuar de la líder del Oedo Tai, es que gran parte del encuentro buscó un duelo de striking. Ciertamente tenía habilidad con las patadas y puños, pero hacerlo con la experta en Kickboxing Arisa era un suicidio. E inevitablemente, la campeona ganó cada uno de esos choques. Otra situación llamativa, es que Kagetsu no hizo limbwork, sino que atacó varias zonas del cuerpo. Lo que se ve especialmente, cuando salta una y otra vez desde la tercera cuerda, y con cada salto daña a Arisa de distintas maneras.

La falta de lógica de Kagetsu se vería complementada con el deseo de humillar una y otra vez a su rival. Ya fuera escupiéndole agua en la cara a Hoshiki o no esforzándose mucho al cubrirla. Además, eso tendría sentido en la coherencia del resultado. Arisa en ningún momento descuidó su ofensiva basada en patear la cabeza de su oponente. Tras buscarla una y otra vez la victoria llegaría a sus manos naturalmente, tras ejecutar finalmente la Brazilian Kick.

Valoración: 3 jumbitos 3/4.

Bea Priestley (c) vs Hana Kimura, World of Stardom Championship.

Uno está acostumbrado a ver como el ganador del G1 Climax aprovecha su boleto dorado en el magno evento de NJPW. Y por eso, resultaba un tanto chocante que la gran oportunidad de Hana tras ganar el Grand Prix fue a parar a uno de los shows mensuales del Korakuen, sin tantos bombos ni platillos.

El resultado parecía muy claro. Hana que era una promesa iba a afianzarse por todo lo alto. Mientras que el reinado de Bea parecía tener fecha de vencimiento, tanto por la baja reacción del público como por su firma con AEW, lo que en ese momento parecía presagiar que se distanciaría un poco de Stardom. Por eso, el shock que significó ver ganar a Priestley hizo que no se le prestase mayor interés al resultado de la contienda misma.

He visto el combate por segunda vez y mi evaluación es regular siendo generoso. Hana y Bea no son de lo peor del wrestling mundial, pero el contraste en capacidad con las participantes del encuentro anterior fue brutal. Se les vio poca química y secuencias mucho más toscas. Además, no podían faltar los cosplay de Bea, ya fuera haciendo el Kaigoye de Ibushi como un signature move o las carreras de Omega, que peor aún, serían imitadas a modo de burla por Hana.

Lo positivo es que hubo un desarrollo de la storytelling, más claro que en el Arisa vs Kagetsu. Bea castigó el brazo y después el torso de Hana, hasta que Kimura dio vuelta el encuentro con un Superplex. Y de ahí en adelante, se dedicó a buscar la campanada con el Octopus Hold. Pero caería tras un rodillazo bien ubicado de Bea, la campeona finalmente aplicaría el Queen´s Landing de la victoria. La secuencia final aún así tampoco me dejó mucho. Priestley se demoró en preparar el finisher, desinflando la tensión de los minutos finales.

Valoración: 3 jumbitos.

 

Best of Goddess (04/11/2019).

Arisa Hoshiki (c) vs Jamie Hayter, Wonder of Stardom Championship.

Con sus aptitudes en kickboxing, Arisa es la luchadora más peligrosa para un match de striking, a mediana distancia de la rival. En contraposición, Jamie con su fuerza, tamaño y estilo powerhouse, vendría a ser la más difícil en un encuentro cuerpo a cuerpo, luchando a corta distancia. De ahí salía una contraposición de estilos muy interesante, ya que las escurridizas patadas de Arisa dañaban mucho a Jamie, pero la situación se revertía cada vez que Hayter la agarraba.

La ofensiva de Jamie era considerablemente mejor que la de las gaijins promedio, entre sus moves powerhouse o sus sumisiones cabronas, por ejemplo pisando el cuello de Arisa.  Así es como consiguió aprisionar a Hoshiki gran parte del encuentro, pero a la larga las letales patadas de la experta en kickboxing se impusieron. Es notable como en los minutos finales, Arisa golpeó y golpeó a Jamie sin buscar un pin rápido. Patadas, un Oscutter y finalmente dos Running Knee seguidas hasta el pin definitivo.

Valoración: 3 jumbitos y medio.

Bea Priestley (c) vs Mayu Iwatani, World of Stardom Championship.

El Bea vs Hana parecía predecible (el shock de Hana perdiendo no) y en comparación, Bea vs Mayu era incertidumbre pura. Es verdad que Iwatani no había caído previamente ante la campeona, pero en los últimos años había tenido un bajón de importancia, tras no consolidarse como la ace. La victoria que tuvo en este match es muy importante, ya que es su regreso a lo más alto de la empresa. En retrospectiva, que Hana ganase el Grand Prix, solo sirvió para no inflar de más el palmares de Mayu con otra victoria en el torneo.

Lo positivo del match, es que especialmente al verlo por primera vez, juega esa especulación sobre si Mayu finalmente podría destronar a Bea. Hubo tensión en cada gran intento de pin, especialmente cuando Priestley zafó del generalmente infalible Moonsault de Iwatami. También, cuando Bea trataba de hacer de hacer el Queen´s Landing. De hecho, hubo varios momentos en que el finisher estuvo a punto antes de una reversal de Mayu, como cerca del final cuando sacó una Hurracarrana de infarto.

Otro aspecto interesante del match, es que la inglesa atacó bastante la rodilla antes lesionada de la japonesa, aunque en ese sentido no me gustó demasiado el selling de Mayu. El gran punto negro, son los fallos de coordinación. En lo personal trato de no ser tan quisquilloso con los botches, pero hubo uno muy evidente: una Superhurracarrana de Iwatani que bien pudo dejarla sin cuello (ignoro de quien fue la culpa).

Valoración: 3 jumbitos y medio.

Goddess of Star (24/11/2019).

Konami (c) & Jungle Kyona (c) vs Arisa Hoshiki & Tam Nakano, Goddesses of Stardom Championships.

Me hace gracia que a fines del 2019, Stardom presentó sus propios awards y dijo que Konami y Jungle Kyona eran el equipo del año. Eligieron a un tag team en el que si bien las luchadoras son las campeonas actuales, tienden a ser individualistas y a fallar en la cooperación. Dónde a menudo, el producto es menor a la suma de las partes. No critico que el equipo sea complicado, al contrario, creo que requiere buen manejo de la psicología in-ring, el vender bien que hay dos personalidades en conflicto en un mismo equipo.

Este choque fue entre las campeonas de los títulos en pareja y las ganadoras de la Goddesses of Stardom Tag League: Arisa y Tam Nakano. Si dejar el duelo entre la ganadora del Grand Prix y la campeona para el show del Korakuen me hizo ruido, esto fue peor: ni siquiera ocurrió en el Korakuen. Konami y Jungle habían tenido un mal paso por la liga, ganando un solo combate. Influyeron esta falta de buen trabajo cooperativo y el hombro lesionado de Jungle. Con el equipo en crisis, era en teoría pan comido para Arisa y Tam.

Al poco de empezar el match, Arisa y Tam atacaron el mencionado hombro de Jungle. Y Kyona vendió de lujo. Una y otra vez las expertas en patadas atacaban la zona lesionada y cortaban los posibles relevos a Konami. Aquí se verían los mencionados fallos de coordinación de las campeonas, frente a la unidad en el ataque de Arisa y Tam. Un error notable, es cuando Jungle se lanza con Suicide Dive y sus dos enemigas la esquivan. Cuando Konami finalmente pudo entrar, en general tuvo que lidiar sola con las dos.

Konami terminó metida en un intermitente duelo con Tam, con la primera atacando el brazo sin piedad y la segunda el cuello. Algo que no me agradó mucho de ahí, es que abusaron un poco de las intervenciones a último momento para cortar la victoria de una de las dos. Ya fuera Jungle interrumpiendo el German Suplex con puente de Tam o Arisa haciendo lo mismo cuando Konami aplicaba su Triangle Lancer. Pero en general, es una muy buena fase final, caracterizada por intensos intercambios entre las cuatro.

Finalmente, Arisa se lanzó con Double Knees contra Jungle fuera del ring y Kyona la agarró en el aire, para luego lanzarla brutalmente contra el apron. Eso le daría a Jungle la posibilidad de volver al ring y darle un codazo a Nakano, tras lo cual Konami pudo cerrar el Triangle Lancer y mandar al infierno su brazo.

Valoración: 4 jumbitos 1/4.

Goddess of Star (15/12/2019).

Konami (c) & Jungle Kyona (c) vs Riho & Starlight Kid, Goddesses of Stardom Championship.

Tras empatar con Riho y Starlight Kid en la Goddesses of Stardom League, las campeonas vigentes resolvieron ese entuerto con una revancha. Si en el precedente de la liga se hizo muy presente la debilidad de Starlight Kid frente a las tres restantes, ahora fue mucho más evidente, ya que Starlight tuvo más presencia en el ring que Riho. De ahí vendría la gran fortaleza de este combate: la enmascarada haciendo todo lo posible por sacarle provecho a su velocidad y poniéndole corazón para sobrevivir a Konami y Jungle.

Starlight se las tuvo que ver al principio con Jungle y sorprendentemente le pudo responder. Pero poco sacaba, si al rato tenía a Konami aplicándole el Armbar entre las cuerdas. Riho pudo cambiar las tornas con el relevo, pero tan pronto como dejó las cosas en manos de Starlight volvieron a estar al filo del cuchillo. Nuevamente saldría a flote la gran química como equipo con Riho, quién apareció para ayudar en diversas combinaciones. No obstante, poco a poco Starlight quedó cada vez más aislada.

Por el final, un momento notable es cuando Starlight se posicionó en Moonsault y Jungle le sacó un Super-powerbomb reforzado con dropkicks de Konami. Cuando la enmascarada agarró la cuerda, se plasmaba al máximo su instinto de supervivencia. No obstante, segundos después Konami sacaba el Triangle Lancer y ahí ya nada podía hacer.

Valoración: 3 jumbitos 3/4.

Year-End Climax (24/12/2019).

Arisa Hoshiki (c) vs Konami, Wonder of Stardom Championship.

Me gusta bastante Arisa, pero su reinado no me había convencido tanto. Este duelo marca la diferencia y desde ya, lo veo entre lo mejor del 2019 en la empresa. La rivalidad con Konami había comenzado en la final del Cinderella Tournament, cuando fue Hoshiki quien consiguió la oportunidad para retar al título que ahora portaba. Continuó con una victoria de Konami en el Grand Prix y finalmente, también a través de la división Tag Team, de dónde salió uno de los encuentros revisados en esta ocasión.

Comenzaron con un veloz duelo de patadas, el terreno de Arisa. Poco tardaría Konami en comenzar una carnicería. En vez de concentrarse en el brazo como usualmente lo hace, fue por el cuello. Con una ofensiva que combinaba patadas a la zona, sumisiones como un brutal Triangle en las cuerdas  y variantes de suplex. En cuanto a Hoshiki, totalmente anonada. Es notable como a base de bofetadas, eludió a Konami y justo cuando parecía que sacaba el comeback, la sorprendieron con un tremendo German Suplex.

Arisa escapó al ringside y Konami la siguió, no dispuesta a ceder ni un milímetro. Ahí le dio un segundo German Suplex sobre la delgada colchoneta y otra sumisión al cuello que hizo tapear a la campeona fuera del ring. Hoshiki era un despojo y apenas pudo regresar al cuadrilátero. Pero de nuevo a la carga, Konami se confió y la campeona sacó su variante de Sleeper Hold. Como no fuera de otra forma, Konami encontró la forma de revertir en su propia Sleeper Hold. Pero no importaba, Arisa ya se había dado su respiro.

Vendiendo mucho mejor que de costumbre, Hoshiki aún atacando nunca deja de evidenciar el desgaste de su cuello. Entre patadas y rodillazos parecía estar ganando terreno, pero Konami aprovechaba cada vacío para volver a la carga. Como cuando Arisa trató de hacerle un Oscutter y ella le sacó un Armbar. O cuando Hoshiki fue al esquinero y Konami la apresó con un Headlock, para luego aplicarle un peligroso Superplex sin soltar la llave. Y lo peor eran sus sumisiones, sin dejar nunca de presionar el cuello.

Por el final, Konami aplicó su Triangle Lancer, pero Hoshiki alcanzó a tocar las cuerdas. Eso sacó de sus cabales a Konami, quien comenzó a patear con vehemencia la cabeza de su rival. Había pasado de la frialdad a una ira descontrolada. Un movimiento mal calculado de Konami le dio la chance a Arisa de patear su nuca y ambas cayeron inconscientes por varios segundos. Finalmente, ambas se levantaron y tuvieron su último duelo, dónde la campeona se impondría con su Running Knee. Si tuviera un sombrero, me lo saco.

Valoración: 4 jumbitos 3/4.

Mayu Iwatani (c) vs Kagetsu, World of Stardom Championship.

En los grandes main events la épica puede sumar. Aunque en este caso, creo que terminó desdibujando un poco lo que venía siendo un combate muy bueno.  A lo largo del Match Kagetsu hizo dos Oedo Coaster, un Death Valley Driver y escupió tres veces el mist, sin lograr el pin tras ninguna de esas ocasiones un pin. Mientras que a su vez, Mayu no logró el pin con su generalmente infalible Dragon Suplex y recién lo conseguiría con el Moonsault. Y lo anterior, es sin contar los varios intentos frustrados de finishers.

Pese a todo, sigue siendo un enfrentamiento muy recomendable. La ofensiva de Kagetsu brutal como siempre. Al primer descuido se llevó a Mayu al sector del público, para hacerle un Coup of Grace desde una estructura sobre una grada de madera. Si el spot lo hacía alguien con menos habilidad, Iwatani no vivía para contarla. Posteriormente la ofensiva fue más por el hombro y cuello de Mayu, pero ni ella ni la retadora olvidaron el spot. Iwatani lo seguía vendiendo y Kagetsu ocasionalmente se lo recordaba con una patada al estómago.

A su vez, Kagetsu iría una y otra vez por el brazo de Mayu, castigando principalmente con la implacable Kimura. Sin embargo, ni eso bastaría para aplacar a la campeona, quién sin dudar buscó una y otra vez tanto el cuello como la espalda de la líder del Oedo Tai. Ni siquiera fallar dos Moonsaults la debilitaron moralmente, antes de acertar con el tercero. Quizás hubo épica de más, pero el corazón que le pone Mayu en parte lo justifica.

Valoración: 4 jumbitos.

Profesor de Historia, conocido en las redes sociales como Meñique. Bienvenido a un reino en que está prohibido hablar bien de las últimas temporadas de Games of Thrones y dónde la religión oficial es el culto a don Minoru Suzuki.

Comments
Este sitio usa cookies para su mejor funcionamiento    Ver Política de cookies
Privacidad