Connect with us

Artículos

The Shield, el mejor stable en la historia de WWE

Published

on

the shield wwe

Un 18 de noviembre de 2012, durante el main event de Survivor Series, tres tipos vestidos de negro atacaban a Ryback sin contemplación y le impedían capturar el Campeonato Mundial de WWE. Luego los presentaron como Seth Rollins, Dean Ambrose y Roman Reigns.

Más adelante se harían llamar The Shield, refrescando la programación de la empresa y siendo de los puntales más atractivos junto a CM Punk y Daniel Bryan. Sabia joven y con ganas de devorarse el mundo.

Y la primera gran prueba vino al mes siguiente ante Ryback y Team Hell No en una TLC. Lo superaron con creces, porque fue un gran combate que los dejó por todo lo alto. Ahí quedó establecido que ellos era muy especiales.

A Rollins y Ambrose el fan más involucrado en el wrestling los conocía desde su pasado en la escena independiente y por sus combates en Florida Championship Wrestling (FCW). Su química era cosa seria. De Roman se conocía poco y nada, siendo ese prospecto de la empresa siempre necesario.

Con todos esos ingredientes, The Shield se convirtió en un acto sumamente atractivo atacando a gente como The Rock o teniendo combates ante Randy Orton, Sheamus y el Big Show en su debut en WrestleMania.

Luego vinieron luchas de alto calibre ante la Familia Wyatt, Team Hell No y Orton y la última etapa ante Evolution. A eso hay que sumar las luchas en parejas aún bajo el alero de la marca “Shield” ante los Usos y los Rhodes (no contaré lo que vino después post traición de Rollins ya que es algo más testimonial).

¿Por qué el mejor stable?

The Shield

Mi principal razón es bastante simple y por eso puse énfasis en los combates: la calidad en el ring. The Shield me parece el stable con mejores condiciones sobre el cuadrilátero que ha tenido la empresa y cuyo enfoque principal fue ese, aprovechando su larga condición de invicto para darle más relevancia. Además, en la parte “entretenimiento” cumplían igual.

Varios nombran a Evolution como el mejor, un tremendo concepto sobre “pasado, presente y futuro” que sirvió para establecer a dos baluartes de lo que vendría: Randy Orton y Batista.

Sin embargo, como grupo, tienen muy pocos combates y siempre sirvió más de protección a un Triple H en su búsqueda de perpetuar su reinado con el WHC. Y al final, los tres integrantes de The Shield lograron coronarse campeones mundiales, por lo que esa figura de “grupo con miras al futuro” también se logró. Es en el ring donde le sacan mucha ventaja.

Un stable que podría pelearle el primer lugar es The Hart Foundation en 1997, uno de los mejores años en cuanto a calidad de WWE. Primero, porque el grupo liderado por un heel Bret Hart significó un soplo de aire fresco a la compañía en medio de la guerra (que iban perdiendo) con WCW, siendo eje principal de los RAW (por encima del campeón mundial The Undertaker) y elevando cada vez más la figura de Stone Cold Steve Austin.

En el apartado sobre el ring, tienen una joyita en Canadian Stampede contra Steve Austin, Ken Shamrock, Goldust y The Legion of Doom (Hawk y Animal), lo que derivó luego en choques individuales entre algunos de ellos. No obstante, en la suma y resta, no logran superar a The Shield por el poco tiempo que duró el grupo tras la salida de algunos integrantes para irse a WCW.

Respecto a Degeneration X, no deberían siquiera entrar en la discusión. A ver, que en la parte entretención sí lograron cosas llamativas y su creación a finales del 97 también fue clave en ese soplo de aire fresco y de darle otro matiz a HBK. Pero luego con la llegada de luchadores tan mediocres como Road Dogg, X-Pac y Billy Gunn, fue poco lo que lograron destacar a nivel en ring y eran más utilizados para segmentos.

La versión DX 2000, con el régimen McMahon-Helmsley lo disfruté harto en mis inicios viendo lucha libre. Eran muy odiables, cumpliendo a la perfección ese rol. Pero no pasaban de eso. Ya luego DX versión 2006 y 2009 me parece de lo más lamentable que he visto en WWE.

Algunos preferirán el “entretenimiento” sobre el pro-wrestling, en mi caso, siempre privilegiaré esa mezcla en WWE. Claramente la compañía tiene una estructura donde los segmentos y promos tienen un rol fundamental, pero eso no quita que a lo largo de la historia han tenido grandes luchadores y grandes combates. The Shield lograron mezclar ambos conceptos, establecieron a los tres de forma individual y hoy en día son de las figuras más relevantes de la industria. Impacto, calidad y legado, algo difícil de igualar.

En otros artículos

Periodista. Conocido en las páginas de wrestling de habla hispana como "Shut the hell up". Jericho es mi guía y Bryan mi pastor. En Twitter: @cmelendezm.

Comments
Este sitio usa cookies para su mejor funcionamiento    Ver Política de cookies
Privacidad